El Instituto de la Empresa Familiar pide una reforma fiscal y otra laboral para salir de la crisis

Actualizado 17/06/2009 14:19:00 CET

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Simón Pedro Barceló, demandó hoy al Gobierno que acometa una nueva reforma fiscal y otra laboral para salir de la crisis, a la vista de que dos tercios de sus socios prevén reducir sus ventas en 2009.

Barceló aprovechó la clausura de la VI Asamblea General de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Madrid (Adefam) para reclamar la extensión de la reducción del Impuesto sobre Sociedades a todas las empresas, no sólo las pymes, la exención de la reinversión de los beneficios, un mejor tratamiento fiscal a los rendimientos de los créditos concedidos por los accionistas a sus compañías y diseñar un marco fiscal que aliente las fusiones y la internacionalización de las empresas.

En materia laboral, la IEF propone una reforma "que persiga la reducción de los costes del empleo y no los de su destrucción". Así, su apuesta pasa por reducir en dos puntos las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, la adopción de un nuevo calendario laboral que sitúe los festivos en lunes o viernes, mejores servicios de búsqueda de empleo y lograr un gran nivel de consenso con las fuerzas sociales.

Con todo, Barceló dijo compartir las medidas de corte social aprobadas por el Ejecutivo para paliar la situación por la que atraviesan muchos ciudadanos y también calificó de "adecuadas" las medidas de saneamiento del sector financiero.

Sin embargo, se mostró crítico con el hecho de que hayan sido las administraciones públicas, en lugar de las empresas y las pymes, las que hayan acaparado un volumen muy importante de las ayudas públicas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies