Italia invertirá 400 millones en la organización del próximo G8, que el último día será un G20

Actualizado 04/12/2008 21:29:39 CET

ROMA, 4 Dic. (de la corresponsal de EUROPA PRESS, G. Moreno) -

Italia invertirá cerca de 400 millones de euros en la organización de la próxima cumbre del G8, que se desarrollará el próximo año en la isla de La Maddalena (centro de Italia) y que el último día se convertirá en un G20, según concretó hoy el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, durante la presentación del evento.

Berlusconi precisó que esta suma de dinero "no será para el G8 sino para el territorio", que se beneficiará de las nuevas instalaciones que se construirán, tales como la ampliación del aeropuerto de Olbia o la construcción de la autopista Sassari-Olbia, además de la nueva área de congresos y hoteles que acogerán la cumbre.

El jefe del departamento de Protección Civil, Guido Bertolaso, destacó que el G8 de La Maddalena será extremadamente respetuoso con el medio ambiente y que, de hecho, su impacto será incluso "inferior a cero". "Los grandes de la tierra serán transportados en coches eléctricos y escribirán en papel reciclado", especificó.

Los trabajos de preparación del evento empezaron el pasado mes de mayo y se intensificarán a lo largo de los próximos meses. En total, reunirá a unas 25.000 personas, entre jefes de Gobierno, colaboradores, fuerzas de seguridad y medios de comunicación.

Durante la rueda de prensa, Berlusconi anunció que, esta vez, Italia ha ideado una "nueva fórmula" para la celebración del G8, que consistirá en una mayor participación de los países emergentes.

Hasta ahora, India, China, Suráfrica, Brasil y México participaban sólo en una comida de trabajo. En el próximo G8, en cambio, tomarán parte en todos los trabajos a partir del segundo día, de modo que sólo el primero estará dedicado exclusivamente a los miembros del G8 tradicional.

Además, a los cinco países emergentes, se unirá Egipto, de modo que el segundo día, el G8 se convertirá en un G14. En la tercera jornada, a estos países se sumarán otros del continente africano, además de Indonesia y Australia, de modo que "la tendencia" es la de llegar a un G20, explicó el premier italiano.

Berlusconi distinguió la cumbre de la Maddalena del G20 sobre temas financieros que tendrá lugar el próximo mes de abril en Londres y en el que se seguirá la línea de la cumbre celebrada recientemente en Washington.

En cuanto a los temas, el ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, concretó que, entre los más importantes figura la estabilización de las zonas actualmente más conflictivas, entre las que destacó Afganistán y Pakistán.

También centrarán el debate los conflictos regionales africanos así como la situación financiera global. Como novedad, destaca la propuesta de poner reglas a Internet, sobre todo por lo que respecta a la protección de la identidad y privacidad de los usuarios.

En cuanto a las garantías de seguridad en que se desarrollará el G8, Berlusconi admitió que éste es un "problema que existe", sobre todo, teniendo en cuenta la "experienca traumática de Génova". Sin embargo, la elección de la isla Maddalena es "ideal" para que "no se repitan hechos parecidos".

Por su parte, Frattini admitió en una entrevista al semanario 'Panorama' que con la organización del G8, Italia estará más expuesta a un eventual ataque terrorista.

El logo de la cumbre, cuya presentación fue el motivo de la rueda de prensa, reproduce el archipiélago de la La Maddalena partiendo de la forma de las tortugas 'caretta caretta', características de esta zona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies