Los líderes europeos reafirmarán hoy la estrategia de ajuste fiscal como receta frente a la crisis

Actualizado 14/03/2013 8:57:20 CET

Pedirán acelerar las iniciativas para combatir el paro juvenil

BRUSELAS, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona reafirmarán en el Consejo Europeo que celebran a partir de este jueves en Bruselas la estrategia patrocinada por Alemania de ajustes presupuestarios para combatir la crisis, y ello pese al agravamiento de la recesión en la eurozona y los resultados electorales que cuestionan estas medidas, como los de Italia.

No obstante, los líderes europeos podrán más énfasis en la necesidad de medidas puntuales a corto plazo para impulsar el crecimiento y el empleo, aunque sólo concretarán acelerar todas las iniciativas para combatir el paro juvenil. España, Francia e Italia son los países que han rechazado de forma más explícita la austeridad excesiva.

"Una austeridad excesiva no va a contribuir a sacarnos de la recesión, siempre he creído que (para perder) los kilos, hay que hacer dieta, pero no se pueden perder en una semana", dijo este lunes el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo.

En todo caso, no está previsto que los líderes debatan relajar el ritmo de consolidación fiscal en los países más afectados por la crisis como España, ya que esperarán a que la Comisión presente sus anunciadas propuestas para dar más tiempo para corregir el déficit, según han informado fuentes diplomáticas.

La situación en Italia y el rescate de Chipre se abordarán brevemente en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona que tendrá lugar a las 22:00 horas, tras la primera sesión del Consejo Europeo. En ella está previsto que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, explique a los líderes europeos sus últimas proyecciones económicas.

"Se están realizando avances sustanciales hacia presupuestos equilibrados estructuralmente y estos progresos deben continuar", reclama el borrador de conclusiones que aprobarán los líderes europeos. "El Consejo Europeo subraya en particular la necesidad de la consolidación fiscal diferenciada y compatible con el crecimiento", añade.

Los ajustes deben ir acompañados, señalan los líderes europeos, de "medidas selectivas a corto plazo para impulsar el crecimiento y el empleo, especialmente para los jóvenes". Y se debe dar prioridad a la inversión que impulse el crecimiento.

FRUSTRACIÓN POR LA FALTA DE RESULTADOS

"Algunos considerarán este debate como una alternativa entre austeridad y crecimiento, pero es demasiado simplista. Si realmente pudiera optarse entre austeridad y crecimiento, no conozco a nadie que elegiría austeridad", ha explicado este miércoles un alto funcionario de la UE.

Los propios líderes europeos admiten que la estrategia de austeridad "todavía no se ha traducido en resultados". "Estas medidas llevan su tiempo y existe frustración por el plazo que transcurre entre la puesta en marcha de las políticas y la vuelta del crecimiento", señala el funcionario.

Pese a todo, el mensaje que saldrá del Consejo Europeo es que "restaurar unas finanzas públicas sólidas constituye una precondición para el crecimiento". "Tenemos que rebajar la elevada deuda a niveles sostenibles, de lo contrario tendremos la sanción de los mercados. Si hay sanción de los mercados no habrá estabilidad. No puede haber crecimiento si no hay estabilidad", apuntan las fuentes.

En cuanto a la posibilidad de dar más tiempo para corregir su déficit excesivo a los países donde ha empeorado la situación económica, como España, pero también Francia o Países Bajos, los líderes europeos dejan la iniciativa en manos de la Comisión.

"Sabemos que muchos países, no sólo España, están teniendo dificultades con el ritmo para alcanzar sus objetivos (de déficit)", admiten las fuentes consultadas. "Hay posibilidades previstas en el pacto para abordar situaciones de recesiones prolongadas o crecimiento muy débil. Corresponde a la Comisión abordar esto de forma inteligente", señalan.

Las conclusiones de la cumbre piden además a los Estados miembros proseguir con las reformas estructurales para mejorar la competitividad, y recomiendan en particular reducir la fiscalidad sobre el trabajo. También reclaman "garantizar que todo el mundo pague la cuota que le corresponde de impuestos" y piden reforzar la lucha contra el fraude fiscal.

UNIÓN BANCARIA

Los líderes europeos reclamarán también que se apliquen todas las decisiones adoptadas para reforzar el gobierno de la eurozona y avanzar hacia la unión bancaria. En particular, piden a la Comisión que empiece a utilizar ya sus nuevos poderes para controlar los presupuestos nacionales de cara a la preparación de las cuentas para 2014.

La nueva norma obliga a los Estados miembros a enviar a Bruselas su proyecto de presupuesto antes del 15 de octubre. El Ejecutivo comunitario podrá realizar un dictamen de evaluación e incluso solicitar cambios.

Por lo que se refiere a la unión bancaria, el Consejo Europeo pide a la presidencia irlandesa y a la Eurocámara que cierren un acuerdo "en las próximas semanas" sobre la norma que encomienda al Banco Central Europeo la tarea de supervisor único de los bancos de la eurozona.

Los líderes europeos exigirán de nuevo al Eurogrupo un pacto "no más tarde de junio de 2013" sobre el marco operativo que permita la recapitalización directa de bancos con problemas a cargo del fondo de rescate (MEDE), un instrumento que España considera prioritario pero que es cuestionado por Alemania, Holanda y Finlandia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies