Merkel dice que nadie se opone a la política de reducir el déficit "lo más rápido posible"

Actualizado 15/03/2013 17:01:28 CET

Barroso ve una prueba del éxito de esta estrategia que Irlanda emita con tipos inferiores a España e Italia

BRUSELAS, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La canciller alemana, Angela Merkel, ha dicho este viernes que ningún líder europeo se ha opuesto durante la cumbre de primavera a mantener la política de reducir el déficit público "lo más rápido posible" como receta para salir de la crisis.

Francia, España e Italia han pedido en el Consejo Europeo más énfasis en las medidas para fomentar el crecimiento y mejorar la financiación de los países en crisis que cumplen las reformas exigidas por la UE, pero su solicitud no se ha traducido de momento en un cambio de estrategia.

"Nadie dijo que no deba continuarse una política de reducir los déficits lo más rápido posible", ha dicho Merkel al término de la cumbre. La canciller ha admitido que debe tenerse en cuenta cualquier empeoramiento de la situación económica y ha puesto como ejemplo a Portugal, país al que la troika acaba de dar un año más para corregir su déficit excesivo.

"Portugal ha cumplido todas las condiciones que le impuso la troika pero por la situación tan difícil en España no ha podido reducir el déficit tan rápido como pensamos hace dos años. Pero esto no significa que las medidas que acordamos sean menos importantes, y la reducción del déficit es un objetivo que hay que cumplir", ha indicado.

La canciller ha recurrido además al argumento de autoridad del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, quien durante la cumbre del Eurogrupo del jueves avisó a los lideres de que "los países con altos déficits tienen muchas dificultades para financiar su economía" y que por ello el déficit es "muy perjudicial para el crecimiento".

También el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha defendido la estrategia de consolidación presupuestaria de la UE y, en particular, los programas de ajuste impuestos a los países rescatados, Grecia, Irlanda y Portugal.

"La prueba de que estos programas funcionan la ha dado esta semana Irlanda. Emitió deuda a 10 años y lo hizo a tipos inferiores a los de Italia y España. Es decir, un país sujeto a un programa (de rescate) va al mercado y obtiene mejores condiciones que economías como la española y la italiana", ha resaltado Barroso, que ha apuntado además que la economía irlandesa ya ha vuelto a crecer.

No obstante, el presidente de la Comisión ha vuelto a reclamar más medidas específicas a corto plazo para combatir el paro juvenil, recurriendo a las ayudas europeas.

CONFIANZA, CRÉDITO Y COMPETITIVIDAD

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha insistido en que existe un "amplio consenso" entre los líderes de los Veintisiete sobre la política económica de la UE.

"Sobre la cuestión de 'de dónde viene el crecimiento', la respuesta fue: confianza, crédito y competitividad", ha insistido Van Rompuy. "Además de esto, se necesita una política de empleo específica, para hacer que nuestro crecimiento sea más rico en creación de empleo", ha agregado.

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, ha pedido al resto de líderes europeos que extraigan "lecciones" de lo sucedido en las elecciones italianas y de la derrota del primer ministro, Mario Monti, que puso en práctica todos los ajustes y reformas exigidas por la UE.

En su opinión, estos resultados se producen cuando los países "van demasiado rápido en el ajuste" y no lo combinan con medidas de crecimiento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies