La necesidad de financiación de hogares y empresas ha aumentado 10,7 puntos del PIB entre 2000 y 2007

Actualizado 19/05/2008 13:50:56 CET

BARCELONA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La necesidad de financiación de los hogares y las sociedades no financieras ha aumentado 10,7 puntos del PIB entre 2000 y 2007, según el Servicio de Estudios de Caixa Catalunya, que señala que el descenso del ahorro y el incremento de la inversión han dado la vuelta a la posición financiera de las familias y las empresas, compensando la generación de superávit del sector público.

"El elevado crecimiento de la economía española durante los últimos años ha generado un aumento sustancial en el déficit por cuenta corriente, superior al de períodos precedentes de similar dinamismo", según el texto de la caja de ahorros. El año 2000, las necesidades de financiación alcanzaban un 3,2% del PIB, y en 2007 triplicaban esta cifra hasta un 9,5% del PIB.

Este aumento de 6,3 puntos ha estado impulsado por la ampliación de las necesidades de financiación de las sociedades no financieras, en 6,5 puntos, hasta el 10,6% del PIB, y por la inversión de la posición financiera de los hogares, que en 2000 registraban un superávit del 1,4% del PIB y en 2007 mostraban un déficit del 2,8% del PIB.

Así, ambos sectores suman un incremento de 10,7 puntos del PIB en sus necesidades de financiación, variación que no ha podido ser compensada por la generación de superávit de las administraciones públicas, que en 2000 tuvieron necesidades de financiación por valor equivalente a un 1% del PIB y en 2007 un saldo positivo del 2,2% del PIB, y, en menor medida, por el incremento en la capacidad de financiación de las sociedades financieras, 1,2 puntos más, hasta el 1,6% del PIB.

El incremento en las necesidades de financiación del conjunto de la economía ha sido el resultado de un descenso moderado del ahorro bruto, desde un 22,3% en 2000 a un 21,3% en 2007, y de un incremento significativo en la formación bruta de capital fijo (FBCF), que ha sumado cinco puntos sobre el PIB, hasta situarse en el 31,3%.

La relativa estabilidad del ahorro bruto se corresponde, sin embargo, con una marcada caída en el realizado por las sociedades no financieras, 4,4 puntos del PIB menos en 2007 respecto a 2000, y, en menor medida, por los hogares, que mostraron un descenso de 0,9 puntos en este periodo.

Caixa Catalunya expone que esta situación "contrasta con el incremento sustancial en el ahorro bruto de las administraciones públicas", que pasó del 3% del PIB en 2000 al 6,9% en 2007. Respecto a la FBCF, la mayor contribución a su incremento la han realizado los hogares, con un aumento de 2,4 puntos del PIB hasta el 9,8%, y las sociedades no financieras, 2,1 puntos hasta el 17,5%.

La caja concluye que "en el actual contexto de desaceleración económica es previsible que esta situación se corrija de forma paulatina", ya que "el deterioro en las perspectivas de crecimiento está incidiendo negativamente en la inversión del sector privado no financiero, mientras que la mayor incertidumbre debería incrementar sus niveles de ahorro".