Portugal aprueba un nuevo plan para fomentar el crecimiento y el empleo en la economía lusa

Actualizado 23/04/2013 22:38:31 CET

LISBOA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno portugués de Portugal ha presentado este martes las líneas estratégicas de su nuevo plan para el crecimiento, el empleo y el desarrollo industrial, que incluye medidas de apoyo a las pequeñas y medianas empresas e incentivos y reformas fiscales para fomentar la inversión, entre otras.

La estrategia se asienta sobre siete áreas principales: la formación y la cualificación, la financiación, la consolidación de las empresas, la promoción de la inversión y la competitividad fiscal, la internacionalización, la innovación y el emprendimiento y las infraestructuras logísticas.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Economía y Empleo, Álvaro Santos Pereira, explicó que se trata de una estrategia dirigida principalmente a proporcionar a las empresas "las herramientas necesarias para crear oportunidades reales de negocio y perspectivas de crecimiento de la economía nacional".

En este sentido, el ministro aseguró que el documento aprobado por el Ejecutivo, que calificó de "muy completo", tiene que estar "abierto a toda la sociedad para definir las bases para el crecimiento económico en los próximos años".

En concreto, señaló que una de las grandes "emergencias nacionales" es la falta de liquidez en forma de crédito a las pequeñas y medianas empresas (pymes), por lo que el Gobierno va a ampliar los plazos de la línea PYMES Crecimiento y reducir sus intereses.

Asimismo, está trabajando en la creación de una institución financiera de desarrollo que rediseñe los instrumentos de los que disponen las pymes. Esta nueva institución unirá todos los instrumentos financieros que utilizan estas compañías y los reembolsos de los créditos para una mayor eficacia.

Además, anunció el lanzamiento de la línea PYMES Exportaciones, ya que a menudo estas empresas tienen, por ejemplo, carteras sólidas, pero carecen de crédito para satisfacer necesidades básicas como la compra de materias primas. Esta línea se activará en el primer semestre de 2013 y contará con un presupuesto de 500 millones, que podría duplicarse.

Otras de las medidas del Gobierno serán la aplicación de incentivos para que estas empresas se reestucturen mediante fusiones y adquisiciones, y puedan así competir a nivel internacional, o la reforma del Impuesto sobre la Renta de las Personas Colectivas (IRC) para hacer el país más atractivo para la inversión extranjera.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies