Los precios en Estados Unidos registran en diciembre su mayor caída en seis años

Actualizado 16/01/2015 15:01:56 CET

WASHINGTON, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El Índice de Precios de Consumo (IPC) de Estados Unidos descendió cuatro décimas en el mes de diciembre respecto a noviembre, lo que supone la mayor caída intermensual de los precios en seis años, según informó el Departamento de Trabajo estadounidense.

   De esta manera los precios caen por segundo mes consecutivo, lastrados principalmente por el descenso de la energía, y registran su mayor bajada desde diciembre de 2008, cuando se hundieron un 0,8%.

   Esta caída del dato intermensual ha provocado una nueva "notable" bajada de la inflación interanual de cinco décimas, desde el 1,3% al 0,8%, su nivel más bajo desde octubre de 2009.

   El Gobierno estadounidense explica que los precios de la gasolina se desplomaron un 9,4% en el último mes del año y lideraron el descenso general. A esto, se suma la caída del 7,8% del fuel oil, que contrastó con la subida de ocho décimas de la electricidad y del 1,5% del gas natural.

   En consecuencia, los precios de la energía registraron en noviembre una bajada del 4,7%, superior a la caída del 3,8% de noviembre y su mayor descenso desde diciembre de 2009. Por el contrario, los alimentaron registraron su mayor aumento desde septiembre tras subir tres décimas, una más que en noviembre.

   Por su parte, la inflación subyacente, que excluye los precios de los alimentos y la energía, se mantuivo sin cambios en diciembre después de haber subido dos décimas en octubre y una en noviembre. Además es sólo la segunda ocasión desde 2010 en la que la inflación subyacente no sube.

   En concreto, la vivienda continuó con su senda alcista, mientras que la atención médica registró su mayor incremento desde agosto de 2013. Sin embargo, estas subidas se vieron compensadas por los descensos de gran parte de los índices, como la ropa, las tasas aéreas, los vehículos usados y camiones, el mobiliario del hogar y las reformas y los vehículos nuevos.

   En términos interanuales, la inflación subyacente se incrementó un 1,6%, una décima menos que en octubre y su menor incremento desde febrero de 2015. Por su parte, los precios de la alimentación aumentaron un 3,4%, su mayor subida desde febrero de 2012, mientras que los de la energía descendieron un 10,6%.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies