Salgado afirma que el PIB registrará una tasa "ligeramente negativa" en el último trimestre del año

 

Salgado afirma que el PIB registrará una tasa "ligeramente negativa" en el último trimestre del año

Actualizado 25/11/2009 13:00:19 CET

Montoro ridiculiza la Ley de Economía Sostenible y afirma que "lo que es insostenible" es que España lidere el paro y el déficit

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó hoy que, a pesar de las últimas estimaciones de analistas como Moody's o Citigroup, que sitúan la salida de la recesión española en los últimos meses de este año, el Gobierno considera que el PIB seguirá registrando en el cuarto trimestre de 2009 una tasa "ligeramente negativa".

"Creemos que en el último trimestre del año habrá una tasa ligeramente negativa, aunque es posible que sea positiva como dicen algunos analistas, pero éste no es nuestro escenario central", indicó Salgado en respuesta a una interpelación en el Congreso sobre la crisis económica planteada por el portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro.

Pese a ello, la ministra destacó que los últimos datos sobre la economía española demuestran que el deterioro ha empezado "a perder fuerza" y que hay "señales positivas" como la estabilización del consumo de los hogares, el crecimiento de la inversión en bienes de equipo o la reducción de más del 50% de la necesidad de financiación exterior de la economía española.

"Existen claros síntomas de mejora y de suavización de la tendencia negativa y esperamos tener crecimientos positivos en los próximos meses, aunque hay analistas que ya hablan de crecimiento positivo en el último trimestre del año", reiteró.

En este contexto, Salgado indicó que, gracias a la mejora paulatina de la situación económica, España logrará reducir su déficit en cuatro puntos y el resto, hasta situarlo en el 3% del PIB en 2012, requerirá un esfuerzo adicional de contención del gasto a todas las administración públicas, incluidas las comunidades y los ayuntamientos.

"Creemos que hay motivos para tener confianza en el futuro, con empresarios y trabajadores como grandes protagonistas de este cambio del modelo, y el Gobierno está comprometido con hacer reformas para que el crecimiento se recupere y vuelva a crear empleo. Vamos a sacar a este país de la crisis económica", subrayó.

Para lograr esta mejora de la situación económica, la ministra apuntó que el Gobierno aprobará el viernes el anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, que prestará especial atención a la innovación, a la internacionalización empresarial, la formación profesional, las buenas prácticas regulatorias, la reducción de las trabas administrativas y la mejora de los niveles de morosidad.

Por su parte, Montoro ridiculizó el nombre de la citada ley, y resaltó que "lo que no es sostenible" para los españoles es que el Gobierno tenga unos planteamientos de política económica que han llevado a España a liderar la destrucción de empleo y el déficit y la deuda pública.

"Lo que es insostenible es que vuelva a subir a esta tribuna para repetir los cuatro latiguillos y no anunciar reformas económicas profundas y severas. Lo que no es sostenible es este Gobierno", reprochó el portavoz 'popular', quien preguntó a Salgado si conocía algún país de Europa que pretenda cambiar su modelo productivo a través de una ley.

EL SOVIET VIENE A LA CÁMARA CON UN PLAN QUINQUENAL.

"No es serio que el Soviet vuelva a esta Cámara con un plan quinquenal cuando tendría que venir con un plan de reformas estructurales", indicó.

Montoro, que llegó a afirmar que esta crisis podría haberse evitado aplicando políticas contrarias a las del PSOE, admitió, no obstante, que se está llegando al final de la caída del pozo, pero advirtió de que no se puede confundir esto con una salida de la recesión.

Así, apostó por acometer reformas estructurales "serias y profundas", que devuelvan la libertad económica a toda la economía, que modernicen y actualicen la relaciones laborales y que mejoren la capacidad de acceder al crédito a familias y empresas.

En este contexto, ofreció a Salgado y al PSOE la posibilidad de negociar la moción que como consecuencia de esta interpelación presentarán los 'populares' la próxima semana. "Vamos a elaborar una moción de reformas estructurales y estamos dispuestos a hacerla abierta para que sea debatida el próximo martes y tenga el respaldo del PSOE", reiteró.

Finalmente, Salgado cerró el debate dudando sobre la propuesta de acuerdo de Montoro, dado que, según dijo, dicha moción será tan abierta que no tendrá contenido, en línea con el discurso del PP: "medidas específicas ni una, nada concreto", dijo.

También se defendió de las críticas a la Ley de Economía Sostenible y afirmó que esta idea forma ya parte de los discursos del G-20 y de la Comisión Europea. "Convendría que fueran incorporando esta palabra a su acervo mental", le espetó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies