Solbes dice que, frente a Pizarro, cuenta con una experiencia de 40 años preocupándose por los españoles

Actualizado 03/02/2008 12:06:11 CET

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, considera que su experiencia de cuarenta años "preocupándose de los intereses de los 40 millones de españoles" es una de las características que le diferencian del número dos del PP por Madrid, Manuel Pizarro.

"Podemos poner el currículo de lo que cada uno ha hecho por este país encima de la mesa, incluso en casos de crisis o de dificultad", retó Solbes en una entrevista que hoy publica el diario 'El Mundo', recogida por Europa Press.

"Manuel Pizarro nos ha demostrado que es capaz de gestionar una empresa y de preocuparse de los intereses de sus accionistas y su gente. Como mínimo, a mí me ha tocado vivir la crisis de 1993 a 1995 de España, o la crisis de Bruselas de 1999 a 2001", argumentó el vicepresidente económico.

En su opinión, "hay un exceso en la presentación de Pizarro como la gran solución y la gran varita mágica para todas las soluciones".

El titular de Economía se refiere también al anuncio de devolución de 400 euros a los trabajadores que pagan impuestos, para asegurar que "se trata de un empujón a la demanda que no debería tener un impacto inflacionista".

"En este momento en que se ve una cierta ralentización de la economía, puede ser un elemento positivo para todos los ciudadanos, con la idea de compensar parcialmente los elementos vinculados a precios o hipotecas", aseguró.

POSIBLE POLITICA FISCAL DE DEVOLUCION.

En cuanto a las propuestas del PSOE en materia de política económica de cara a los próximos comicios, Solbes avanza que será la misma, basada en la estabilidad presupuestaria. "Lo que quiere decir que si tenemos niveles de crecimiento del 3%, tendremos una situación fiscal de estabilidad o de superávit claro", explicó.

En caso de que no sea así, apuntó que podría verse afectada la evolución de los ingresos, "y en función de los ingresos se verá el margen para hacer cosas de tipo social".

En este punto citó la creación de guarderías para los niños de hasta tres años, el mantenimiento de la política de infraestructuras "en los actuales niveles de inversión", actuaciones "más potentes" en vivienda protegida, "y quizá una política fiscal de devolución de ingresos".

También apuntó la necesidad de reformas estructurales, en el caso concreto de políticas activas de empleo. "Por ejemplo, en el reciclaje del personal que sale de la construcción y que podemos ubicar en los servicios", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies