Economía/Macro.- Trichet urge la implantación de las reformas acordadas porque está "todo en juego" en la eurozona

 

Economía/Macro.- Trichet urge la implantación de las reformas acordadas porque está "todo en juego" en la eurozona

Actualizado 14/09/2012 15:19:02 CET

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Banco Central Europeo (BCE) Jean Claude Trichet ha incidido en que es "esencial" que las medidas adoptadas en los países de la eurozona y en el conjunto de la unión monetaria se implanten "lo más rápidamente posible" para restablecer y recuperar la confianza y las calificaciones crediticias, ya que advirtió de que "todo está en juego, y no solo uno o dos países".

Durante su intervención en Alumni Forum 2012 de IE Business School, Trichet incidió en que las economías europeas que necesitan ajustes los lleven a cabo "lo antes posible", aunque rechazó diferenciar entre Norte y Sur de Europa, porque todos los países deben entender la profundidad de la situación y que hay "mucho en juego".

En este sentido, añadió que, aunque se han producido mejoras en los últimos tiempos, es fundamental recuperar la confianza de los hogares y las empresas en sus países y la confianza de inversores y ahorradores en su país y en el exterior.

Por ello, confió en que el principal mensaje que se transmita sea siempre aplicar "lo más rápidamente posible" todas las medidas necesarias tanto a nivel europeo como nacional y tanto en el sector privado como en el público. "El vaso no está medio vacío, sino medio lleno; hay que seguir implantando medidas a corto y medio plazo", incidió.

El ex presidente del BCE también reconoció que comparado con hace tres o cinco años se han producido mejoras en los desequilibrios en cuenta corriente, la competitividad o la gestión de crisis entre otros aspectos, gracias a medidas que a principios de 2010 hubiese sido "impensable" implantar.

CAMBIAR LA INTEGRACIÓN EUROPEA.

Sin embargo, avisó de que los avances realizados hasta ahora no bastarán y será necesario hacer más cosas. Trichet remarcó que la crisis ha demostrado que es "absolutamente necesario cambiar de forma radical" la integración europea, algo que es ahora más aconsejable incluso que cuando concluyó la Segunda Guerra Mundial.

Por otro lado, recalcó que la situación la que atraviesa la eurozona "no es nueva" y recordó que en 2007, cuando el BCE intervino por primera vez con liquidez ilimitada, ya dijo que la crisis iba a ser "algo grave". Tampoco considera que esta crisis fuera una "sorpresa", ya que todos los continentes del mundo han tenido que cambiar más tarde o más temprano sus políticas y ahora le "tocaba el turno" a las economías avanzadas.

Sin embargo, recalcó que las "sacudidas" de 2008 y 2010 fueron peores que las que provocaron el 'crack del 29' y se mostró convencido de que si los bancos centrales y otras autoridades no hubieran intervenido la situación sería "bastante peor que la actual", caracterizada por una "gran depresión".

Asimismo, Trichet reconoció que es una "paradoja" que la eurozona sea en estos momentos el "epicentro de la economía global" y al mismo tiempo se encuentre en mejor situación que la mayoría de las economías avanzadas, como Reino Unido, Japón o Estados Unidos, aunque tampoco puede definirse como "próspera" si se compara con la de algunas economías emergentes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies