La utilización de la capacidad productiva en la industria española alcanza su valor más alto desde 1989

Actualizado 01/03/2007 13:17:45 CET

El Banco de España pronostica que se mantendrá el "tono de fortaleza" de la inversión en construcción en los próximos meses

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La utilización de la capacidad productiva en la industria alcanzó un 81,2% al comienzo del primer trimestre de 2007, lo que supone su valor máximo desde 1989, según indicó hoy el Banco de España en su 'Boletín Económico' correspondiente al mes de febrero.

La institución que dirige Miguel Angel Fernández Ordóñez asegura que este dato "sugiere que la inversión en bienes de equipo podría seguir manteniendo su dinamismo", algo a lo que también contribuye el hecho de que ha disminuido el número de empresas que considera que su capacidad instalada es excesiva.

Desde la óptica de la oferta, el Banco de España resalta que el índice de producción industrial se desaceleró ligeramente al finalizar 2006, aunque el crecimiento interanual del cuarto trimestre fue el máximo del último lustro.

Los restantes indicadores de la industria también evolucionaron favorablemente, según la autoridad monetaria, y así la cifra de negocios y las entradas de pedidos mostraron en diciembre "un buen tono".

Además, el Banco de España indica que las opiniones recogidas por la Comisión Europea y por el índice de gestores de compras (PMI) de manufacturas hasta el mes de enero también presentaron los registros máximos de los últimos años.

Los indicadores de empleo en enero fueron, asimismo, positivos, con un mayor crecimiento de las afiliaciones (1,3%) y una disminución más pronunciada de los parados (-7%).

FAVORABLE EVOLUCION DE LA CONSTRUCCIÓN.

En relación con la construcción, el Banco de España constata que los indicadores de empleo evolucionaron "favorablemente" en enero, con incrementos de la afiliación a la Seguridad Social y con caídas del paro registrado superiores a las de final de 2006.

Además, el consumo aparente de cemento comenzó el año "con un notable ritmo de crecimiento", mientras que los indicadores de carácter adelantado, en particular los visados de dirección de obra, anticipan el mantenimiento de un "tono de fortaleza" de la inversión en construcción en los próximos meses.

En cambio, las opiniones de los empresarios del sector recogidas por la Comisión Europea mostraron un "deterioro" en el mes de enero, según reconoció el Banco de España.

En cualquier caso, la construcción siguió siendo la rama "más pujante" de la economía española en el cuarto trimestre de 2006, con un crecimiento de su Valor Añadido Bruto (VAB) del 5%, "aunque perdió vigor respecto al trimestre anterior", concluyó el Banco de España.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies