Van Rompuy espera que Finlandia y P. Bajos respeten los acuerdos pero resalta que no pueden vetar

Actualizado 03/07/2012 14:17:55 CET

ESTRASBURGO (FRANCIA), 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha resaltado este martes que la recapitalización directa de la banca y el uso del fondo de rescate para comprar deuda son medidas que fueron aprobadas por unanimidad por los líderes europeos y ha pedido a Finlandia y Países Bajos que respeten los compromisos asumidos, aunque ha recordado que estos países no tienen poder de veto.

"Hemos adoptado decisiones unánimes y asumo que estas decisiones deben respetarse", ha dicho Van Rompuy en una comparecencia ante el pleno de la Eurocámara en respuesta a diversas interpelaciones de parlamentarios que le interrogaban por el desmarque de Finlandia y Países Bajos, que se resisten a usar el fondo de rescate para comprar deuda de Italia o España.

"Es el momento de que asumamos nuestras responsabilidades. Estamos atravesando una crisis profunda, que dura ya bastante tiempo y que estamos intentando controlar paso a paso. Cada miembro del Consejo Europeo, cada país, debe asumir sus responsabilidades seriamente, especialmente a la hora de aplicar decisiones que se han adoptado unánimemente", ha señalado el presidente del Consejo Europeo.

"Por suerte, el procedimiento de toma de decisiones del mecanismo europeo de estabilidad (MEDE) impide que un único país pueda bloquear", ha señalado. En caso de urgencia, el MEDE puede adoptar decisiones con una mayoría cualificada del 85% del capital, lo que significa que Finlandia y Holanda no suman una minoría de bloqueo suficiente.