Moody's prevé que España crezca ligeramente en 2014, lastrada por el paro, la deuda y la escasez de crédito

Publicado 28/11/2013 17:31:49CET

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Moody's prevé que la economía española crezca "ligeramente" en 2014, aunque la recuperación se verá lastrada por la elevada deuda, el alto desempleo, la corrección del mercado inmobiliario y la escasez de crédito.

"La economía debería crecer más en los próximos trimestres, pero la elevada deuda, el alto desempleo, la corrección en marcha del mercado inmobiliario y la escasez de crédito alargarán la recuperación", destaca Moody's Analytics en un análisis del dato del PIB de España del tercer trimestre.

En concreto, la agencia de calificación espera que la economía española se contraiga más de un 1% este año, así como que crezca "sólo ligeramente" en 2014, para después crecer alrededor de un 1% el año siguiente.

En este sentido, apunta que algunos indicadores como el índice PMI para el sector manufacturero, que se mantuvo por tercer mes consecutivo en terreno expansivo, y el del sector servicios, que ha registrado una tendencia al alza, sugieren que la economía española crecerá de nuevo en próximos trimestres.

Moody's cree que las exportaciones seguirán siendo el "motor clave" de la recuperación de la economía española y que la eurozona, a donde se dirigen la mayoría de las exportaciones españolas, volverá a crecer en los próximos trimestres, aunque "a un ritmo débil".

Además, añade que las recientes mejoras en los costes de competitividad deberían hacer las exportaciones españolas "más atractivas" para países de fuera de la zona euro.

Por el contrario, destaca que la alta deuda pública y privada en España provocará que el Gobierno limite su gasto público y que los hogares pospongan la compra de bienes duraderos, como coches o grandes electrodomésticos. Además, las empresas se centrarán en reducir su deuda antes que en invertir en equipamiento y maquinaria o aumentar la contratación.

En esta línea, la tasa de desempleo en España, de alrededor del 26%, seguirá siendo elevada en los próximos trimestres y sólo caerá de forma gradual mientras la débil recuperación ofrezca escaso apoyo a los márgenes de beneficio, desanimando a las empresas a contratar.

LA VIVIENDA DEBE BAJAR MÁS.

Respecto al sector inmobiliario, subraya que a pesar la reciente estabilización, los precios de la vivienda deberían caer más a medida que los bancos reconozcan y cancelen los grandes volúmenes de préstamos morosos en sus carteras. Además, mientras las entidades saquen al mercado las propiedades embargadas, la oferta crecerá y empujará los precios a la baja.

Asimismo, cree que los bancos mantendrán las restricciones en las condiciones crediticias antes que reducir los dividendos en efectivo o emitir nuevas acciones para mejorar sus ratios de capital. A esto, se suma que los bancos españoles están altamente expuestos al problemático mercado inmobiliario español.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies