Stark deja el BCE rechazando los eurobonos y pidiendo a los Gobiernos que cedan soberanía fiscal

 

Stark deja el BCE rechazando los eurobonos y pidiendo a los Gobiernos que cedan soberanía fiscal

Actualizado 17/10/2011 21:27:55 CET

BRUSELAS, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

El dimisionario economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), el alemán Jürgen Stark, ha reiterado este lunes su rechazo a la emisión de eurobonos como receta frente a la crisis de deuda por considerar que restaría incentivos para reducir el déficit y ha reclamado a los Estados miembros que cedan más soberanía fiscal con el fin de mejorar el gobierno de la eurozona.

"Los eurobonos no ofrecen una solución a la crisis de deuda soberana y no son un instrumento viable de financiación de los Gobiernos", ha dicho Stark en su última comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara antes de dejar su cargo, del que dimitió por su desacuerdo con el plan de compra de bonos de Italia y España puesto en marcha en agosto por el BCE.

El economista jefe del BCE ha argumentado de que el hecho de que los Estados miembros con mayores déficits tengan una prima de riesgo más alta "proporciona los incentivos adecuados para que los Gobiernos garanticen unas finanzas públicas sostenibles". "Los eurobonos eliminarían este incentivo ya que los Gobiernos tendrían el mismo coste de financiación independientemente del estado de sus finanzas públicas", ha denunciado.

Stark ha sostenido además que "la introducción de eurobonos no conducirá a una reducción de los costes de la actual crisis de deuda sino que simplemente los redistribuirá". "Los bonos comunes de la eurozona implican una transferencia desde los países con finanzas públicas sólidas -que ya no se beneficiarán de costes de financiación más bajos- a los que tienen unas finanzas débiles", ha insistido.

En su opinión, la crisis de deuda demuestra que es necesario mejorar la integración económica de la eurozona. "Ello implicará una transferencia de soberanía al nivel europeo, con poderes más fuertes, y necesitará límites más estrictos para las políticas presupuestarias nacionales", ha insistido.

A largo plazo, el economista jefe saliente del BCE ha apoyado la idea del presidente de la entidad, Jean-Claude Trichet, de crear un ministro de Economía de la eurozona, lo que a su juicio exigirá un "cambio global del Tratado".

Los líderes europeos tienen previsto nombrar al viceministro alemán de Finanzas, Jörg Asmussen, como sustituto de Stark en la cumbre del 23 de octubre.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies