Esade dice que la inyección de liquidez del BCE es "un cañonazo inesperado"

Actualizado 05/06/2014 18:01:47 CET

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Finanzas de Esade Business School, Robert Tornabell, ha subrayado que la inyección de 400.000 millones de euros a la economía europea a lo largo de 2014 anunciada este jueves por el presidente del organismo, Mario Draghi, es "un cañonazo inesperado" y "toda una sorpresa"

Además, Tornabell ha destacado que Draghi "ha sido taxativo y muy claro" al reiterar que los bancos tendrán que demostrar que los préstamos serán a empresas y particulares y no para hipotecas ni para comprar deuda soberana.

En relación a la bajada de los tipos de interés al 0,15%, el catedrático ha asegurado que "no hará mucho" y que el presidente del BCE "tenía poco margen para maniobrar".

Por el contrario, Tornabell ha defendido que la penalización de los depósitos será "más efectiva" y que, aunque es a su juicio más disuasoria que punitiva, "contribuirá a que no haya dinero ocioso y se fomente la creación de empleo y el crecimiento de la economía".

En cualquier caso, Tornabell ha recordado que el Draghi tiene un mandato "y no es el de devaluar el euro, que sería un error", sino el de velar por las pérdidas de sus miembros. "Tampoco debemos convertir la zona euro, aunque ya lo sea, en la región con mayor carga fiscal del mundo", ha añadido. En su opinión, "la mejor fórmula es que aumente el volumen de crédito, que la economía crezca y así, se creen empleos".

Por último, el catedrático ha advertido de que "las inyecciones liquidez no terminarán este año" y ha señalado que habrá subastas trimestrales cuando sean necesarias y los bancos demuestren que pagan dinero a empresas y particulares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies