España crecerá un 2,9% en 2008 y podría sufrir una crisis inmobiliaria, según Coface

Actualizado 22/10/2007 13:04:29 CET

Dice que la crisis crediticia en EE.UU. podría prolongarse a lo largo de 2008 y espera una "recesión" en el Reino Unido

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

España crecerá un 2,9% en 2008, casi un punto menos que en 2007 (3,8%), debido al peor comportamiento de la inversión residencial y a una ralentización del consumo de los hogares, que podría pasar de tasas del 3,2% al 2,7%, según el boletín 'Panorama del Riesgo de Impago' de Coface Ibérica.

La entidad especializada en seguros de crédito, se suma así a las voces que auguran un crecimiento para el próximo año inferior al previsto por el Gobierno, del 3,3%. Con todo, se mantiene por encima de las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que sitúan este porcentaje en el 2,7%.

Además, España ya es el tercer país industrializado, junto a EE.UU y Reino Unido, puesto bajo vigilancia negativa desde comienzos del año por Coface. Según afirma, España corre el riesgo de sufrir una crisis inmobiliaria, ya que comparte con estos dos países el "peligroso ''cocktail' de la burbuja inmobiliaria y el sobreendeudamiento de los hogares".

En este sentido, Coface asegura que la tasa de endeudamiento de los hogares en España (130%) podría alcanzar proporciones comparables a las de Reino Unido y EE.UU., del 163% y 138%, respectivamente.

Además, apunta, la inversión de las empresas españolas, también muy endeudadas, sufrirá igualmente un estrechamiento del crédito. Así, "el comportamiento de pago de las empresas, satisfactorios hasta la fecha, podría empeorar", añade.

Concretamente, Coface señala que las pymes ligadas al mercado de la vivienda (segunda mano, agencias inmobiliarias, fabricantes, etc.), que se han multiplicado recientemente, se encuentran, a menudo, endeudadas y muy expuestas a la recesión del crecimiento.

LA RECESIÓN AMERICANA LLEGARÁ A 2008. Por otro lado, Coface mantiene la vigilancia puesta sobre EE.UU. y Reino Unido. Más aún, explica que la recesión americana "podría prolongarse en 2008".

Así, aunque el comportamiento de pago de las empresas continúa siendo globalmente bueno, ciertas empresas, sobre todo las financiadas por LBO (operaciones con alto grado de apalancamiento), "podrían debilitarse".

Asimismo, espera una "recesión" en el Reino Unido, siendo los sectores más vulnerables el del comercio al por menor y sectores relacionados.

Por otro lado, Coface indica que Rumanía se ha visto particularmente afectada por la crisis financiera desencadenada en verano en EE.UU., al contar con la moneda más frágil de los países emergentes. Además, continúa, la vulnerabilidad a una crisis de cambio es aún más fuerte, ya que el déficit corriente se sitúa en un nivel "difícilmente sostenible" (14% del PIB previsto para 2007).

Por último, señala que el rápido crecimiento del endeudamiento de las empresas es igualmente "preocupante", ya que ésta se verán "seriamente debilitadas" en caso de devaluación de la divisa o de una ralentización de la actividad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies