Zapatero pide a Rajoy que juzgue sus medidas sin "simplezas" y éste le reprocha su "política suicida"

Actualizado 10/06/2009 12:20:27 CET

Rajoy recrimina al presidente la "enorme lentitud" de la reforma del sector financiero y el "inenarrable espectáculo" de Garoña

MADRID, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamó hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, que vaya a los "hechos y no a las simplezas" a la hora de juzgar la respuesta del Gobierno a la crisis, y pidió "paciencia" para ver los resultados de su "ambicioso plan", ante lo que el dirigente 'popular' le exigió que cambie su "política suicida" de gasto y endeudamiento público. "Está usted en minoría", le advirtió.

En su primer duelo parlamentario en la sesión de control al Gobierno en el Congreso tras las elecciones europeas, Rajoy recriminó al presidente que sus "erróneas" medidas "están llevando a España al desastre" porque se centran en "gastar y gastar", lo que que no contribuirá a recuperar la creación de empleo y salir de la crisis.

Rajoy señaló que 18 de cada cien españoles "que quieren trabajar no pueden hacerlo", porcentaje que se eleva "mucho más" en el caso de las mujeres y alcanza el 35% entre los jóvenes. "Hace muchos pronósticos que no se cumplen y anuncios que se quedan en nada", denunció.

LEY ÓMNIBUS ESTE VIERNES.

Zapatero respondió que en la pasada legislatura los socialistas acometieron reformas en materia de competencia, transportes, educación, vivienda y energía, y en ésta el objetivo será una "ambiciosa reforma" de los servicios. Así, anunció que este viernes el Consejo de Ministro aprobará la "ley ómnibus" para la transposición de la Directiva Europea en esta materia.

Asimismo, señaló que se está tramitando la reforma del régimen económico de los puertos, de la Ley Concursal, del mercado del alquiler y la creación de la nueva Oficina Judicial, a los que se sumará la futura Ley de Economía Sostenible, la reforma de la formación profesional y la Ley de Ciencia, para las que pidió el "máximo consenso" de la oposición.

En su réplica, Rajoy le reclamó un "plan de austeridad en el gasto y endeudamiento público" para no dificultar el crédito a las familias, junto a la necesaria reestructuración del sistema financiero, que el Gobierno, a su juicio, está retrasando. "Lo hace todo con una enorme lentitud y no sería bueno encontrarse con otra Caja Castilla La Mancha", incidió.

POLÍTICA ENEGÉTICA "COHERENTE".

Asimismo, le reclamó una "reforma fiscal para emprendedores", una reforma educativa "de verdad" y una política energética "coherente", punto que aprovechó para lamentar el "inenarrable espectáculo" ofrecido por el Gobierno en su postura sobre la prórroga de la actividad de la central nuclear de Garoña. "En su decisión irá contra su propia palabra o contra el sentido común", insistió Rajoy.

Por último, le acusó de "marear la perdiz" con la reforma del Pacto de Toledo por las pensiones, así como sobre la reforma laboral, acerca de la que, aseguró, el Gobierno "dice una cosa y la contraria".

Zapatero aprovechó su último turno de intervención para defender que el Gobierno socialista rebajó en cinco puntos el Impuesto de Sociedades durante la pasada legislatura, redujo el IRPF y ha suprimido Patrimonio, al tiempo que ha rebajado el gasto público en 2.500 millones este año, el "mayo recorte de la Democracia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies