España podría incrementar su PIB entre un 3,5% y un 6% si el tamaño de las empresas fuese mayor

Trabajadores de una empresa exportadora
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 20/03/2018 13:34:39CET

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La economía española podría aumentar hasta un 6% su Producto Interior Bruto (PIB) si el tamaño de las empresas fuera el equivalente al tamaño medio de las compañías alemanas o, como mínimo, un 3,5% si la plantilla de las empresas españolas se acercase al tamaño medio de las europeas, según se recoge en un documento de trabajo de IEAF-FEF.

Para el subdirector general de análisis sectorial del Ministerio de Economía y Competitividad, Guerrero Meseguer, uno de los expertos que forman parte del equipo de trabajo, las reformas y la moderación salarial "han permitido ganar competitividad", pero si la estructura de las empresas nacionales convergiese con la media europea, el PIB aumentaría en 3,5 puntos porcentuales.

Según el documento, la financiación "fluye de nuevo a las compañías y a la economía" desde los bancos y los mercados de capitales, pero el reducido tamaño empresarial "no permite aprovechar todo su potencial", un crecimiento que podría llegar al 6% en caso de que las empresas españolas tuvieran el mismo tamaño que las alemanas.

DESBANCARIZACIÓN DE LA ECONOMÍA

La actividad crediticia bancaria también está en un proceso de "progresiva normalización de la actividad", después de la fuerte restricción vivida durante la crisis, cuando hasta el 17% de los préstamos eran rechazados por los bancos, en contraposición a apenas el 4% que se rechazaban en 2016.

Aun así, el estudio destaca que la diversificación en las fuentes de financiación de las empresas es importante para evitar los 'shocks' del sistema cuando una economía está "excesivamente bancarizada".

En esta línea, a partir de 2007 se produjo un aumento "significativo" de los valores de renta fija en los pasivos de las sociedades no financieras, lo que muestra una mayor predisposición a emitir, aunque todavía hay un 60% de empresas cotizadas que no lo han hecho.

La financiación no bancaria a través de los mercados de capitales al final de la crisis se situó en el 40%, después de duplicarse en los diez años anteriores, algo que "consiguió estabilizar los flujos de financiación de las empresas en los momentos de contracción del crédito, mostrando su papel anticíclico".

La investigadora del departamento de Estudios y Estadísticas de la CNMV Isabel Cambón señala que "se debería acometer la creación de vehículos que fomentaran la inversión en valores emitidos en las plataformas alternativas, así como fondos que invirtieran en crédito a las pymes".