Fitch dice que la inestabilidad política podría reducir la consolidación fiscal en Portugal

Actualizado 06/10/2015 17:51:20 CET

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Fitch ha indicado que el resultado de las recientes elecciones en Portugal apoya su visión de que "los cambios en las principales políticas son improbables", pero que "la inestabilidad política podría reducir la consolidación fiscal y la implementación de las reformas".

La llegada de un posible gobierno en minoría "aumenta el riesgo de que la consolidación fiscal y las reformas estructurales se estanquen debido a un desacuerdo político", ha señalado Fitch, y ha advertido de que un gobierno en minoría "requiere un apoyo de la oposición en votos de confianza" y "la mayoría de los gobiernos en minoría anteriores de Portugal fueron incapaces de completar estos términos".

Según Fitch, "un gobierno débil, consciente de la posibilidad de elecciones tempranas, puede ser cauto en implementar reformas difíciles o impopulares que proporcionarían un aumento adicional de la inversión y el crecimiento".

La agencia ha indicado que el hecho de que el primer ministro, Pedro Passos Coelho, se haya ofrecido a formar un gobierno en minoría "disminuye en el corto plazo la incertidumbre política asociada a un dilatado período de negociaciones para formar un nuevo gobierno cohesionado".

Debido al "terreno común" compartido por los partidos principales de la oposición y a la ausencia de un partido populista fuerte contrario al euro o a la austeridad, la agencia de ráting no esperaba que la elección supusiera grandes cambios en la política fiscal y macroeconómica.

Los partidos de centroderecha y centroizquierda están comprometidos con la "prudencia fiscal", ha indicado la agencia, según la cual las enmiendas a la ley de presupuestos que fija los objetivos fiscales "deberían mejorar la transparencia y el cumplimiento" de los mismos.

Sin embargo, Fitch señala que la consolidación fiscal del país se ha "ralentizado" este año y el déficit estructural fiscal será más profundo, por lo que los retos fiscales a medio plazo consisten en hacer "más eficaz" la recaudación de ingresos y en "reformar el sistema de subsidios para financiar el revés gradual previsto por algunos recortes de gastos".

"La perspectiva fiscal a medio plazo depende de la recuperación económica continuada y de las medidas de política fiscal del Gobierno", ha indicado Fitch.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies