El FMI presentará escrito ante la Corte Suprema de EEUU por el caso de acreedores 'holdout'

 

El FMI presentará escrito ante la Corte Suprema de EEUU por el caso de acreedores 'holdout'

Christine Lagarde
REUTERS
Actualizado 18/07/2013 10:10:38 CET

NUEVA YORK, 18 Jul. (Reuters/EP) -

El Fondo Monetario Internacional planea pedir a la Corte Suprema de Estados Unidos que revise el caso de Argentina en una batalla que lleva una década con acreedores 'holdout', debido a las implicaciones que éste podría tener sobre las reestructuraciones de deuda soberana. El FMI nunca antes ha presentado un escrito ante la Corte Suprema de Estados Unidos.

Argentina busca anular un fallo de octubre del 2012 de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Estados Unidos en Nueva York que consideró que había violado una cláusula en sus documentos de deuda soberana, conocida como pari passu, que le exigía tratar a todos los acreedores de igual manera.

En una carta enviada el martes a los inversores que se rehusaron a participar en las reestructuraciones, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, informó a los demandantes de su intención de recomendar al directorio ejecutivo que el fondo presente un escrito amicus curiae antes del 26 de julio, dijeron el miércoles abogados de los acreedores "holdout".

"La Directora Gerente del FMI recomendará al directorio ejecutivo del Fondo que el organismo presente un escrito amicus curiae en respaldo de la solicitud de certiorari en el caso de Argentina v. NML Capital", dice la carta, según el Grupo de Tareas Estadounidense para Argentina (ATFA, por sus siglas en inglés).

La carta fue enviada a los demandantes, incluido NML Capital, una unidad de Elliott Management, del multimillonario administrador de fondos de cobertura Paul Singer, y Aurelius Capital Management. Entre los miembros de AFTA, que defiende un mejor acuerdo para los tenedores de deuda impaga, se incluyen los inversores "holdout".

El Segundo Circuito aún debe decidir si ratificar una orden del juez de distrito Thomas Griesa emitida en noviembre que dice que Argentina debe pagar a los tenedores de deuda impaga 1.330 millones de dólares. La Corte Suprema está en su descanso de verano boreal y no decidirá las audiencias del caso hasta el otoño.

ENFRENTAMIENTO EN LAS CORTES

Durante la última década, los inversores "holdout" y Argentina se han enfrentado en las cortes de Estados Unidos por la cesación de pagos de deuda de país sudamericano en el 2002.

Tres fuentes con conocimiento de las estrategias de Elliott y Aurelius han dicho que todos los intentos previos por negociar un acuerdo con Argentina han sido rechazados por la presidenta Cristina Fernández, quien ha llamado a "buitres" a los tenedores de bonos impagos.

Las fuentes rehusaron ser identificadas porque no están autorizadas a hablar sobre el tema, mientras que el FMI rehusó realizar comentarios.

Una persona con conocimiento de la postura del FMI que no está autorizada para hablar sobre el asunto señaló que "el tema tiene relación con la estabilidad del sistema financiero. No es un escrito a nombre o a favor de las acciones de Argentina. Si es ratificada, la decisión tendrá importantes implicaciones sobre las reestructuraciones de deuda soberana", explicó.

El tema no ha sido hecho público y el comité ejecutivo tampoco ha decidido sobre el asunto, precisó la misma fuente. Sin embargo, en un documento de investigación del 26 de abril, el FMI dijo que si las decisiones contra Argentina se ratifican, eso "podría exacerbar los problemas de acciones colectivas y arriesga socavar los procesos de reestructuración de deuda soberana". El gobierno de Estados Unidos, en escritos previos, ha concordado con esa opinión.

Pero el Segundo Circuito rechazó esos argumentos, diciendo que la mayoría de los nuevos bonos incluyen cláusulas de acciones colectivas que eliminan la amenaza de litigios con "holdouts" al exigir que todos los inversores acepten una reestructuración si es aprobada por una supermayoría.

James Kerr, un abogado de Davis Polk que representa al FMI, confirmó que la carta fue enviada a los abogados de los demandantes, Theodore Olson de Gibson Dunn y Robert Cohen de Dechert. Por su parte, Elliott Management rehusó comentar y no hubo representantes de Aurelius disponibles de inmediato.

24.000 MILLONES DE DÓLARES EN DEUDA REESTRUCTURADA

Los "holdouts" rehusaron participar en dos reestructuraciones en el 2005 y 2010 que atrajeron una participación de un 93 por ciento de los acreedores, quienes aceptaron devoluciones de hasta 25 centavos por dólar.

Los inversores que participaron en los cambios y ahora tienen cerca de 24.000 millones de dólares en deuda reestructurada están en riesgo de una cesación de pagos técnica.

Argentina ha dicho que nunca pagará a los acreedores "holdout" lo que ellos quieren y parece dispuesta a caer en la moratoria técnica en lugar de ceder a la decisión de la corte.

Griesa impuso medidas contra cualquier banco intermediario que procese pagos a nombre de Argentina, a menos que los inversores "holdout" reciban su dinero al mismo tiempo.

La medida del FMI de apoyar el caso de Argentina reúne a dos partes que no se han llevado muy bien en la historia reciente.

El 1 de febrero el FMI reprendió a Argentina por la falta de avances para mejorar la precisión de sus datos económicos. El país tiene hasta el 29 de septiembre para corregir los datos defectuosos o enfrentar posibles sanciones.

Argentina ha reducido sus lazos con el FMI y las relaciones entre ambos han empeorado desde la crisis de deuda del 2001-2002, que muchos argentinos atribuyen a las políticas del FMI.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies