Garzón (IU) acusa a Montoro de "trilero" por "engañar" con el efecto de la bajada de IRPF

Alberto Garzón
EUROPA PRESS
Publicado 25/06/2015 12:32:53CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha acusado al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, de ser un "trilero" por plantear rebajas de impuestos directos como el IRPF sin explicar que eso conlleva mayores gastos de los ciudadanos en servicios que ya no se pueden financiar desde el sector público.

En un desayuno informativo, el también portavoz económico de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso se ha referido a la intención del Ejecutivo 'popular' de incluir nuevas bajadas tributarias en el proyecto de Presupuestos de 2016 si existe margen en la recaudación fiscal.

"Hacen un juego de trileros y utilizan estrategias populistas para engañar a la ciudadanía diciéndole que con más dinero en el bolsillo será más rico. Lo cierto es que cuando Montoro baja el IRPF a la gente les mete 20 euros en el bolsillo pero luego les quita 1.000 euros que hay que pagar en sanidad, educación y otras prestaciones que antes eran públicas y que se encarecen (por la falta de recursos tributarios), como ha sucedido con las tasas universitarias", ha explicado Garzón.

"DIALÉCTICA PROFUNDAMENTE ENGAÑOSA"

Por eso, el diputado malagueño rechaza la reforma fiscal aprobada por el Ejecutivo 'popular' porque "no beneficia a la mayoría social" sino que "beneficia a una minoría social, por más que se recubra de una dialéctica profundamente engañosa".

"Nosotros somos contrarios a subir impuestos indirectos como el IVA y bajar impuestos directos como el IRPF, porque eso es contrario al artículo 31 de la Constitución, que habla de la progresividad fiscal, de que tienen que pagar más los que más tienen. Cuando se suben los impuestos indirectos o se baja el IRPF se atacan los principios fiscales recogidos en la Constitución", ha añadido.

Por último, ha lamentado que se utilicen los Presupuestos Generales del Estado para "hacer campaña" como "desgraciadamente" se ha hecho siempre porque eso significa que "la economía está subordinada al ciclo electoral y no a la ciudadanía, como debería ser".