El Gobierno espera que EEUU excluya a la UE de "acciones restrictivas" al comercio

Marisa Poncela García, secretaria de Estado de Comercio
CONGRESO - Archivo
Publicado 13/03/2018 13:59:57CET

EEUU matiza que 'America First' no significa 'America alone' e iguala seguridad económica y seguridad nacional

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Comercio, María Luisa Poncela, ha deseado este martes ante representantes del gobierno de EEUU que la Unión Europea "sea excluida de acciones restrictivas" del comercio provenientes del país, subrayando que la UE "reaccionaría unida" y "de manera equilibrada y contundente" ante esta situación.

Así lo ha señalado durante la jornada 'EEUU-España: visiones compartidas', organizada por el Real Instituto Elcano para conversar de forma bilateral sobre comercio, inversiones y negocios, materia sobre la que, según ha destacado Poncela, "EEUU se ha posicionado en 'America First' y está revisando el posicionamiento librecambista que tenía".

La representante del Ministerio de Economía se ha mostrado así contraria a la imposición de aranceles estadounidenses a la importación de acero y aluminio comunitarios. "Estamos convencidos de que las exportaciones de la UE de estos productos no son una amenaza para el sector en EEUU", ha añadido, para después apuntar que "si bien el comercio debe ser abierto y justo, también debe basarse en las normas".

Poncela ha zanjado su intervención expresando el deseo, por parte del Gobierno, de "seguir fortaleciendo la cooperación transatlántica" y "fomentando el comercio inclusivo en los dos lados del atlántico".

Por su parte, La secretaria de Estado Adjunta de la Oficina de Asuntos Económicos y Empresariales del Departamento de Estado de Estados Unidos, Manisha Singh, ha matizado aspectos sobre la nueva política comercial de Trump: "Algunos discuten sobre la política de 'America First', pero quiero destacar que esto no significa 'America alone'", ha afirmado, explicando que estas medidas tratan de igualar los asuntos económicos al mismo nivel que la seguridad de su país.

"La seguridad económica es seguridad nacional", ha explicado, añadiendo que "las prácticas comerciales ilícitas están destruyendo a los mercados globales, y no solo en EEUU". "Tenemos que asegurar una colaboración como un todo para hacerle frente", ha añadido.

También ha resaltado los lazos de colaboración entre ambos países en materia de seguridad global y cultural, para resaltar que "España es un socio comercial particularmente fuerte" y, junto con la UE, "el mayor bloque comercial del mundo".

Por último, el embajador de Estados Unidos, Richard Duke Bucham III, ha aprovechado su discurso inaugural para celebrar el crecimiento del comercio entre España y el país norteamericano, un intercambio cuyo valor de productos y servicios suma ya casi 100.000 millones de dólares (80.000 millones de euros).

Posteriormente ha cifrado el crecimiento del valor del mercado de valores norteamericano en 7.000 millones de dólares (5.600 millones de euros) en 16 meses gracias a la reforma fiscal de Donald Trump, una medida que, según ha destacado, ha aumentado de manera "impresionante" el valor de las inversiones de empresas españolas en el país, como Iberdrola o Grifols.