La inflación de Reino Unido se moderó al 2,7% en febrero

Publicado 20/03/2018 11:00:01CET

LONDRES, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La tasa de inflación interanual de Reino Unido se situó en el 2,7% en febrero, frente al 3% del mes anterior, lo que representa su lectura más débil desde julio de 2017 y resta presión al Banco de Inglaterra, cuyo Comité de Política Monetaria se reúne este jueves, según los datos publicados por la Oficina Nacional de Estadística (ONS).

Las principales contribuciones a la baja del índice correspondieron al transporte y los alimentos, cuyas subidas de precios fueron inferiores a las registradas hace un año, mientras los servicios de alojamiento también tuvieron un cierto efecto bajista.

Por el contrario, la subida de los precios del calzado fue el principal elemento alcista del índice en el mes de febrero, indicó la oficina estadística británica.

"Una pequeña bajada de los precios de la gasolina y que los precios de los alimentos subieran más lentamente que el año pasado ayudaron a bajar la inflación, después de que la mayoría de subidas observadas a principios de 2017 a raíz de la depreciación de la libra hayan empezado a transmitirse a lo largo del sistema", señaló Phil Gooding, responsable de IPC de la ONS.

La menor subida de los precios en febrero representa un alivio para el Banco de Inglaterra, que se reúne este jueves, después de que en su anterior encuentro mantuviera los tipos de interés de Reino Unido en el 0,50%, advirtiendo de que puede ser necesario subir tipos antes de lo previsto para mantener la inflación en una senda adecuada al objetivo de la entidad.

Las últimas proyecciones del BoE apuntan a un mayor ritmo de expansión de la economía británica en 2018 y 2018, cuando la el PIB crecerá un 1,7% y un 1,8% respectivamente, frente a la anterior proyección del 1,5% este año y el 1,7% el siguiente, mientras que prevé que la tasa de inflación sea del 2,9% en 2018, frente a la anterior previsión del 2,6%, relajándose al 2,3% en 2019, en línea con lo previsto en noviembre.