Montilla comparecerá en el pleno del Parlament para informar sobre las incidencias en los cercanías de Renfe

Actualizado 24/10/2007 21:17:02 CET

CiU, ERC e ICV-EUiA reclaman al presidente catalán que pida la dimisión de Álvarez

BARCELONA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat, José Montilla, comparecerá ante el pleno del Parlament para informar sobre las recientes incidencias en el servicio de Cercanías de Renfe a causa de las obras del AVE, que han forzado la suspensión de varias líneas ferroviarias durante unos días.

Los grupos del tripartito catalán anunciaron hoy que aceptarían la petición de CiU, registrada hoy mismo en el Parlament, para que Montilla comparezca "con carácter de urgencia" en el próximo pleno.

Tras la sesión de control de esta tarde al presidente, CiU entró a registro en el Parlament una petición de comparecencia de Montilla ante el pleno de la Cámara, que debe aprobarse por "acuerdo de la mayoría" en la Junta de Portavoces de la cámara --que lo debatirá la semana próxima--.

La intención de CiU era --en caso de que los grupos que dan apoyo al Govern rechazaran esta petición-- forzar un pleno monográfico sobre Cercanías, al que pueden obligar porque cuentan con más de una cuarta parte de los diputados del Parlament, pero fuentes del tripartito aseguraron ya que aceptarán la petición de CiU.

Así, probablemente el próximo pleno ordinario incluirá un punto en su orden del día en el que Montilla intervendrá sin límite de tiempo para explicar los problemas en Cercanías, con réplicas de diez minutos de cada grupo parlamentario y posibilidad de contrarréplicas del president.

La petición de CiU se formuló después de que su líder, Artur Mas, pidiera a Montilla, en la sesión de control, que compareciera "voluntariamente" ante la Cámara, advirtiendo de que si no lo hacía CiU forzaría un pleno monográfico para que se dieran explicaciones sobre los problemas en las obras del AVE y el servicio de Cercanías, especialmente tras los sucesos del sábado, que Mas tildó de "emergencia y catástrofe" y "no incidencia" como los llama el Govern.

"Estamos en el Parlament, ni me escondo ni me tiemblan las piernas, y si quiere un pleno extraordinario pídalo, que el Govern no se opondrá y cuando quiera discutimos de estos temas", le respondió Montilla.

Desde los grupos del tripartito se apuntó que esta determinación de Montilla de afrontar un pleno monográfico le predisponía a aceptar también la versión reducida que supone una comparecencia en un pleno ordinario. La comparecencia del president se añadirá a la que el 7 de noviembre hará voluntariamente el conseller de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, en comisión parlamentaria.

LA "MAYORÍA" PIDE LA DIMISIÓN DE ÁLVAREZ.

En la sesión de control a Montilla, los portavoces de ERC y de ICV-EUiA coincidieron hoy con Mas en reclamar a Montilla que exija al Gobierno central "la dimisión de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez", por los reiterados problemas en la red de Cercanías de Renfe, y especialmente tras el incidente del sábado en las obras del AVE que ha obligado a detener el servicio de varias líneas ferroviarias.

Montilla se defendió alegando que "no corresponde a un presidente de un gobierno pedir la dimisión de un ministro", algo que "no se ha hecho nunca", y aseguró que le había trasladado personalmente al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, su voluntad de que "la seguridad de las obras del AVE y el restablecimiento del servicio de Cercanías deben primar por encima de la fecha de inauguración" del AVE en Barcelona, prevista para el 21 de diciembre.

El líder de CiU, Artur Mas, puso de relieve esta "mayoría parlamentaria" que había reclamado la dimisión de Álvarez en la sesión de control al president, y recordó a Montilla que "tiene la obligación de expresar el mandato de este Parlament con toda claridad".

Mas apeló a las "condiciones democráticas" de Montilla para reclamarle "que salga del Parlament pidiendo la dimisión de Álvarez", y le exigió también que "se disculpe ante los ciudadanos" por haber primado hasta ahora el calendario de inauguración del AVE.

"No necesito micrófonos para que mi voz llegue lejos, clara y fuerte a quien ha de llegar, que es el responsable de las obras del AVE y del servicio de Cercanías de Renfe, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero", afirmó Montilla, y aseguró haber hablado con el Jefe del Ejecutivo español para "decirle las fechas que me preocupan, que no son precisamente el 21 de diciembre".

"NO VIENE DE UNOS DÍAS" PARA EL TRASPASO.

Del mismo modo, Montilla reiteró que el Gobierno catalán "no actuará de forma temeraria e irresponsable" al asumir un traspaso del servicio de Cercanías sin las condiciones adecuadas, señalando que "después de esperar años, no viene de unos días".

Así, aseguró que la Generalitat no asumirá Cercanías "a cualquier precio", por lo que reclamó "un acuerdo que garantice que el Estado lleve a cabo las inversiones necesarias en el conjunto de la red y que marque un calendario para que todos los activos adscritos a Cercanías pasen a la Generalitat".

Aun así, Montilla remarcó que, mientras tanto, se está ejecutando el "plan de choque" de 110 millones de euros, del que confió en que todas las medidas "estén licitadas antes de que finalice este ejercicio".

El portavoz parlamentario de ERC, Joan Ridao, había pedido la opinión de Montilla sobre la posibilidad de postergar el traspaso de Cercanías a la Generalitat, previsto para enero, después de insistir en reclamar que la dimisión de la ministra de Fomento.

"Ya es hora de que alguien asuma su responsabilidad y no sabemos qué más ha de pasar para que la ministra dimita", cuando "acumula un récord mundial de incompetencia", dijo Ridao, quien expresó también las "dudas razonables" de ERC respecto al trazado acordado para el AVE en Barcelona. Criticó la "enésima demostración de la ineptitud del Estado, a quien tratándose de Catalunya no le funciona nada: ni REE ni Endesa, ni el AVE ni Cercanías".

También el diputado y ex conseller de ICV-EUiA Salvador Milà pidió a Montilla que exija a Zapatero la "fulminante destitución de la ministra", alusión que recibió el aplauso de buena parte de la cámara --incluidos los diputados de CiU-- y que le mereció la alusión del presidente del PP de Catalunya, Daniel Sirera, dándole la "bienvenida a la oposición".

Milà pidió soluciones "definitivas y radicales" para que no haya "ni un parón o retraso más", para lo que "hay que decir al Gobierno central que no se empeñe en hacer pasar las obras del AVE por encima de los intereses de los catalanes".

El diputado del PSC Josep Maria Rañé defendió, en cambio, la actuación de las administraciones catalanas, y especialmente la de los alcaldes de las poblaciones afectadas, en su mayoría socialistas.

Montilla reprochó al líder del PP catalán la "demagogia" de abogar por buenas infraestructuras cuando su partido "tiene recurrido en el Tribunal Constitucional (TC) el Estatut" que prevé inversiones suficientes para mejorarlas. "Creo que se ha equivocado de hoja y ha leído la de la réplica", le respondió Sirera, e insistió en pedir al Govern que "no se quite las pulgas de encima" en cuestión de Cercanías.

También el líder de C's, Albert Rivera, preguntó al presidente catalán sobre los incidentes de Cercanías, y le ofreció como "idea innovadora" que "se hagan las obras bien hechas", al considerar que como cabeza de lista del PSOE por Catalunya en las últimas elecciones generales Montilla era "también responsable" de estas obras. Pidió a Montilla "liderazgo y valentía" para "pedir una reunión" con Zapatero para tratar esta cuestión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies