Montoro reitera su disposición a "devolver el esfuerzo" a los funcionarios

Cristóbla Montoro en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 25/06/2015 14:26:04CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha reiterado este jueves su decisión de "devolver el esfuerzo" que los funcionarios han hecho a lo largo de esta legislatura en el marco del ajuste de gasto público, con la vista puesta en última instancia en retribuirles "correctamente".

Un día después de la polémica por los anuncios y rectificaciones del Gobierno en relación con su intención de devolver a los funcionarios los días de asuntos propios y la paga extraordinaria que les fueron suprimidos en 2012, Montoro ha aprovechado su intervención ante el Pleno del Congreso en el debate sobre los proyectos de ley de Régimen Jurídico del Sector Público y de Procedimiento Administrativo Común para volver a referirse a este asunto.

Así, aunque no ha dado nuevas pistas sobre qué oferta hará el Ministerio a los funcionarios, sí ha "empeñado el objeto del Gobierno en dignificar la función pública" y en "explicar qué significa" su labor, fundamental para que el sector privado pueda funcionar.

"El empeño del Gobierno es devolver el esfuerzo de esos ciudadanos, pero no sólo para compensar, sino para ganar en esos puestos de trabajo la capacidad de gestionar, de dotarles de esos servicios públicos, de generar la ilusión y la motivación que debe tener esa función pública. (El objetivo) va mucho más allá de los debates actuales de devolver una parte de una paga; hablamos de retribuir correctamente a los funcionarios públicos de nuestro país, ése es el auténtico debate que debemos realizar una vez que estamos consiguiendo entre todos que España esté superando la crisis", ha proclamado Montoro.

DIGNIFICAR LA FUNCIÓN PÚBLICA.

A renglón seguido, el titular de Hacienda ha insistido en que el objetivo último es "dignificar la función pública" para que tenga la "máxima calidad" ya que los funcionarios son responsables de la prestación de servicios como la defensa, la justicia, la sanidad o la educación, sin los que "España no podría ser lo hoy es".

En este sentido, ha recordado que ser funcionario no significa "ser un puesto de trabajo garantizado, sino un puesto de trabajo comprometido" con el funcionamiento del resto de actividad privada, y ha aprovechado para hacer un reconocimiento expreso a los empleados de las administraciones públicas.

Por último, el ministro ha defendido que gracias a los ajustes acometidos por el Gobierno en los últimos tres años, que respondían a las "urgencias" en materia de cuentas públicas con las que se encontraron en 2011, hoy la función pública es "más sostenible" y "más profesional", además de estar "redimensionada" en función de las "verdaderas necesidades de los ciudadanos".

En este sentido, ha contrapuesto la paradoja de que en la pasada legislatura creciera la plantilla pública mientras se destruían 3,5 millones de puestos de trabajo en el sector privado, con la situación actual, en la que el incremento de asalariados públicos del 11,4% que se produjo entre 2004 y 2010 ya se ha revertido casi en su totalidad, con una disminución de plantilla en las administraciones del 9,9% en los tres últimos ejercicios.

"Hemos pedido un gran esfuerzo a los funcionarios. Por eso no se entienden las críticas que sigo oyendo de que no hemos hecho nada en el ámbito de las administraciones públicas. Que se lo pregunten a quienes trabajan en la función pública, que por lo visto no hablan con ellos", ha zanjado.