El NIESR aboga por situar los tipos en Reino Unido en el 2% en 2021 para evitar el sobrecalentamieto económico

Contador
Publicado 10/11/2017 17:20:58CET

LONDRES, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Nacional de Investigaciones Económicas y Sociales (NIESR, por sus siglas en inglés) cree que los tipos de interés en Reino Unido deben situarse en el 2% en los próximos cuatro años, con el objetivo de evitar el sobrecalientamiento económico y siempre que la economía continúe expandiéndose al ritmo actual y la inflación siga siendo elevada.

"Si, como esperamos, la economía continúa expandiéndose a este ritmo y la inflación sigue siendo elevada, hay razones para que el Banco de Inglaterra aumente gradualmente los tipos de interés para evitar que la economía se sobrecaliente", sostiene el 'think tank' británico.

En este sentido, explica que, según sus pronósticos, la entidad presidida por Mark Carney debería aumentar en 25 puntos básicos los tipos de interés cada seis meses, de modo que la política monetaria del país se sitúe en el 2% en 2021.

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra (BoE) decidió la semana pasada elevar los tipos de interés de Reino Unido en un cuarto de punto porcentual, situando así la tasa de referencia en el 0,50%, en lo que representó la primera subida de los tipos de interés en el país desde julio de 2007.

Asimismo, según las estimaciones mensuales del NIESR, el Producto Interior Bruto (PIB) del país se expandió a un ritmo del 0,5% en los últimos tres meses hasta octubre, lo que supone un crecimiento más fuerte que la estimación oficial del Gobierno británico para el tercer trimestre del año, que se situó en el 0,4%.

De cara al último trimestre de 2017, la institución señala que la economía se expandirá igualmente al 0,5%. No obstante, apunta que "aunque es probable que el crecimiento económico será más fuerte en la segunda mitad de este año en comparación con el primero, es importante señalar que la actividad se ha desacelerado desde el año pasado".

La desaceleración económica experimentada, que se prolonga ya desde que tuvo lugar el referéndum para salir de la Unión Europea, se registra en un periodo en el que el crecimiento en otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se ha fortalecido.

Así, el jefe de previsiones macroeconómicas de NIESR, Amit Kara, indica que el instituto espera que el patrón de la demanda en la economía británica se reequilibre con respecto al comercio internacional, como resultado del fortalecimiento del crecimiento mundial, la debilidad de la libra esterlina y el impulso de la demanda interna.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies