AIDESEP remite una carta a 14 empresas petroleras para que no exploren zonas en las que habitan indígenas aislados

Actualizado 05/07/2007 21:10:28 CET

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ya ha solicitado la protección de estas tribus, amenazadas también por los madereros

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) ha remitido una carta a 14 empresas petroleras internacionales --entre las que se encuentran Exxon Mobil y Repsol YPF-- en la que reclama a las compañías que no realicen exploraciones en busca de petróleo en áreas donde viven pueblos indígenas no contactados.

Según la AIDESEP, estos pueblos se enfrentan a su extinción de proseguir el 'boom' petrolero en Perú, donde el 70% de la Amazonía padece exploraciones petroleras. Además, el próximo 12 de julio, 19 lotes petroleros serán vendidos por subasta, siete de los cuales cuentan con pueblos indígenas aislados.

"Queremos que tengan pleno conocimiento sobre la extrema vulnerabilidad de estos pueblos indígenas aislados, y sobre los riesgos que acarrea ingresar a realizar actividades de hidrocarburos en sus territorios", indica la misiva.

El pasado mes de mayo, la ONG Survival denunció a la compañía 'Perupetro' --empresa estatal de derecho privado de Perú y el órgano gubernamental responsable de la concesión de licencias para exploraciones petrolíferas-- por entablar conversaciones con pueblos indígenas no contactados en la Amazonía peruana sobre una posible explotación de la zona.

Según recuerda la ONG, los indígenas no contactados "no tienen inmunidad contra las enfermedades de los foráneos debido a su aislamiento del resto de la sociedad", y cualquier forma de contacto, por muy breve que ésta sea, "puede ser mortal".

A modo de ejemplo recuerdan que, tras una exploración petrolífera en sus tierras, durante la década de los ochenta, murió más del 50% del pueblo 'nahua'. Asimismo, después de que un grupo de 'murunahua' fuera contactado por primera vez en 1996, más de la mitad de sus miembros murieron.

PETICION DE PROTECCION.

Precisamente hace más de dos meses, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Gobierno del país protección para los últimos pueblos indígenas no contactados que quedan en su territorio.

Se sabe muy poco de estos pueblos aparte de su claro deseo de no tener contacto con la sociedad mayoritaria. Aún así, sus territorios han sido invadidos por madereros ilegales, además de por exploraciones petrolíferas que ocupan, por ejemplo, algunas de las últimas reservas de caoba comercialmente viables del mundo. El 90% de esta madera es exportada a Estados Unidos.

La CIDH solicitó así al Gobierno de Perú que adopte "todas las medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad personal de los miembros de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario". En especial pidieron que se eviten "daños inmediatos e irreparables resultantes de las actividades de terceros en el territorio".

"Esta es una verdadera llamada de atención al Gobierno peruano, al que pedimos que haga todo lo que pueda por protegerlos", concluyeron desde Survival uniéndose al reclamo de la CIDH.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies