Comienza la Semana europea Contra los Trastornos Musculoesqueléticos en el Trabajo

Actualizado 22/10/2007 21:05:05 CET

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud Laboral recuerda que éstos son uno de los riesgos emergentes en las mujeres trabajadoras

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los trastornos musculoesqueléticos (TME) constituyen en España, al igual que en el conjunto de Europa, el problema de salud más frecuente relacionado con el trabajo: uno de cada cuatro trabajadores padece de dolores de espalda o musculares, y para las mujeres, es un riesgo que va en aumento.

Así lo indicó hoy la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que en un estudio reciente con motivo de la celebración desde hoy de la Semana Europea Contra los Trastornos Musculoesqueléticos en el Trabajo, recuerda que las malas posturas, los movimientos repetitivos, las estancia prolongada de pie, o el levantamiento y transporte de cargas, son las principales causas de ellos en las mujeres que trabajan.

Los trastornos que afectan a la parte superior del cuerpo (cuello y extremidades superiores) son los más comunes entre ellas. Los síntomas pueden tardar mucho tiempo en aparecer y se pueden manifestar en forma de dolor, incomodidad, entumecimiento y hormigueo. Las personas que padecen este tipo de trastornos pueden experimentar hinchazón en las articulaciones, disminución de la movilidad o de la fuerza de agarre de objetos, y cambio de coloración en la piel de las manos o los dedos.

Según la Agencia Europea, los factores que contribuyen a la aparición de trastornos musculoesquelétidos en la parte superior del cuerpo, son, entre otros, factores físicos --aplicación de fuerza; por ejemplo, levantar, transportar, empujar o tirar de cargas y utilizar herramientas, movimientos repetitivos, posturas incómodas y estáticas, por ejemplo, trabajar con las manos por encima del nivel de los hombros, vibraciones, frío o calor excesivos, mala iluminación que puede causar accidentes, o lugares de trabajo ruidosos que pueden causar tensión corporal--.

Entre los factores organizativos y psicosociales se encuentra el trabajo exigente, la falta de control sobre las tareas efectuadas y escaso nivel de autonomía, la escasa satisfacción profesional, el trabajo repetitivo y monótono a un ritmo rápido o la falta de apoyo de compañeros, jefes y directivos.

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo ha lanzado para vencer estas dolencias la campaña europea 'Aligera la carga', que se materializa en esta Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, que se celebra hasta el viernes día 26 y que incluye una serie de actividades y eventos en toda Europa.

El jueves 25, en la sede del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT) en Madrid, se celebrará una jornada de clausura en la cual responsables de la Administración, sindicatos y empresarios, discutirán sobre los resultados de la campaña y los retos que continúan existiendo en la lucha contra los TME en la Unión Europea.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies