La directora del Centro Internacional Trabajo y Familia-IESE aboga por que el permiso de paternidad sea obligatorio

Actualizado 05/01/2007 11:54:04 CET

Nuria Chichilla destaca la importancia de estas bajas paternales para aprender a compartir la realidad del hogar y convivir con los hijos

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La profesora y directora del Centro Internacional Trabajo y Familia de la Escuela de Negocios IESE- Universidad de Navarra, Nuria Chinchilla, aboga por que la baja laboral por paternidad "sea obligatoria" en una entrevista en el último número del Boletín 'InfoIESE'. Este y otros temas son abordados en su último libro, 'Ser una empresa familiarmente responsable: ¿lujo o necesidad?', donde defiende que, en materia de conciliación, en España "existe una gran diferencia con el resto de Europa".

A su juicio, los horarios españoles "son los únicos no europeos, ya que proceden de la Guerra Civil, cuando existía en pluriempleo". Hoy en día las jornadas de trabajo siguen teniendo horarios eternos, mientras que en el resto de Europa "son mucho más racionales", agrega Chichilla en la entrevista.

Así, dice, "la flexibilidad horaria no existe en España e incluso está mal visto marcharse a casa antes que el jefe, mientras se pierde mucho tiempo en 'cafés' y reuniones de trabajo de última hora de la tarde". "Algunas empresas ya aplican medidas de conciliación y flexibilidad, pero aún estamos muy lejos de romper con la rigidez laboral existente en la actualidad", matiza la experta.

En su opinión, la baja por paternidad en la Administración pública debería hacerse extensible a la empresa privada, "ser para todos los padres tanto si trabajan en el sector público como en el privado", e igual que la madre tiene cuatro meses por maternidad. "En países como Noruega o Suecia se constatan los grandes avances que se han hecho en materia de conciliación, ya que los padres de baja aprenden a compartir la realidad del hogar y descubren la importancia de convivir con los hijos", explica Chinchilla.

QUÉ VALORAN LOS EMPLEADOS

Al acceder a un puesto cualificado los aspirantes valoran el dinero, es cierto, pero "cada vez más hay una escasez de talento importante" y la mitad de los sectores "no encuentran a las personas adecuadas para la vacante de trabajo que ofertan".

Todo indica que, antes de 2010, esta escasez estará presente en España en todos los sectores y, en lugar de entrar en una 'guerra de precios', las empresas "optarán por las políticas de conciliación". "La flexibilización de horarios, el equilibrio y más tiempo para el hogar y el ocio serán las claves para la retención del talento", apunta Nuria Chinchilla.

Según recalca, en los últimos cinco años, los principales criterios de los MBA para seleccionar empresas en sus bolsas de trabajo "han cambiado". "El dinero ya no es la primera prioridad, ya que valoran en primer lugar la posibilidad de seguir aprendiendo y la disponibilidad de tiempo libre". Por detrás de éstos, el sueldo. "La conciliación es una parte muy importante del 'salario emocional' que las personas requieren y necesitan", remarca.

Entre sus propuestas Chinchilla destaca la necesidad de apoyar con presupuestos y desgravaciones fiscales a las empresas familiarmente responsables o bien con más puntos en concursos públicos, establecer la baja paternal obligatoria en un mes, impulsar la campaña de racionalización de horarios españoles, apoyar directamente a las familias que en algún momento de su vida profesional quieran reducir su horario de trabajo, o impulsar, al igual que en Francia, medidas que desgraven el gasto del cuidado de personas dependientes --tanto mayores como niños--.