Greenpeace pide al Gobierno que se certifique el origen de toda la electricidad, no sólo de la renovable

Actualizado 02/02/2006 20:23:11 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La organización ecologista Greenpeace reclamó hoy al Gobierno que establezca un sistema de garantía del origen de toda la electricidad producida, no sólo de la de origen renovable, para "asegurar que exista transparencia en el mercado eléctrico e igualdad de oportunidades para que los consumidores puedan elegir".

Esos certificados deberían, según la organización, ir siempre unidos a la electricidad física y no venderse por separado. De esta manera, "se evitaría un mercado paralelo que confundiría al consumidor y perjudicaría el actual sistema de remuneración de las renovables, que ha sido reconocido por la Comisión Europea como el más eficaz de Europa", informó en un comunicado la organización.

Greenpeace recalcó la necesidad de desarrollar un único mecanismo de Garantía de Origen de la Electricidad, en el que se incluyan las disposiciones para garantizar la electricidad de origen renovable y la de cogeneración, pero que permita además establecer un adecuado etiquetado eléctrico que aporte la necesaria transparencia para que el consumidor tenga información fiable, en todos los casos, sobre el origen y el impacto ambiental del producto que adquiere, es decir, de la electricidad.

La organización ecologista ha enviado a la Comisión Nacional de Energía sus alegaciones al proyecto de real decreto de regulación de la garantía del origen de la electricidad procedente de fuentes de energía renovables, que ha sido remitido por el secretario general de la Energía al Consejo Consultivo de Electricidad por trámite de urgencia.

"Resulta difícil de justificar que para la electricidad de origen renovable sí se establezca un mecanismo de certificación, un registro y un órgano certificador, y para el resto de la electricidad se deje al arbitrio de las compañías comercializadoras de electricidad el elaborar la información que deben facilitar a sus clientes. Lo más transparente y fiable es que el mecanismo, el registro y el órgano fuese el mismo para toda la electricidad", declaró el responsable de proyectos de la Campaña de Energía de Greenpeace, José Luis García Ortega.

"Lo que se necesita es garantizar de dónde viene la electricidad que uno elija comprar, no crear un mercado paralelo de certificados. El certificado de origen renovable sólo puede ser obtenido por quien realmente produce y vende energía renovable, no debe acabar en manos de quien está vendiendo energía sucia, que lo podría utilizar para ocultarla y engañar al consumidor", denunció García Ortega.