La justicia estadounidense ordena a Agricultura interrumpir los ensayos de cultivos de genéticamente modificados

 

La justicia estadounidense ordena a Agricultura interrumpir los ensayos de cultivos de genéticamente modificados

Actualizado 20/04/2007 16:32:08 CET

Obligan al Departamento de Agricultura de Estados Unidos realizar estudios medioambientales más rigurosos sobre su posible impacto

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Corte Federal de Estados Unidos ha ordenado al Departamento de Agricultura de este país --USDA, por sus siglas en inglés-- interrumpir los ensayos de nuevos cultivos genéticamente modificados hasta que se hayan llevado a cabo revisiones medioambientales más rigurosas de las que se han hecho hasta el momento sobre este tipo de cultivos y sus consecuencias para el Medio Ambiente.

A pesar de que el Departamento de Agricultura aprobó revisar los informes sobre los impactos ambientales, tras esta decisión será necesario estudiar detalladamente el impacto en el entorno de las plantas experimentales, antes de que lleguen al mercado.

El fallo de la Corte estipula que el Departamento debería haber revisado más cuidadosamente la actuación de la compañía Scotts, dedicada a la producción de fertilizantes, tras plantar más de 400 acres de hierba en Oregón con productos modificados genéticamente que eran tratados con el herbicida 'Roundup'.

En palabras del director del Centro de Alimentación Segura de Estados Unidos, Joseph Mendelson, "ésta es una victoria significativa ya que la decisión requiere una revisión más cuidadosa del impacto ambiental de estos cultivos".

Según Mendelson, "la Corte estaba de acuerdo con que la Agencia ha puesto en riesgo nuestro Medio Ambiente, eximiendo muchas revisiones ambientales". Por este motivo, continuó Mendelson, "esta decisión se puede aplicar ampliamente a todas las pruebas de campo futuras de los cultivos genéticamente modificados".

RESISTENTE AL 'ROUNDUP'

La denuncia fue presentada en el año 2003 por el Centro de Alimentación Segura, el centro Klamath-Siskiyou Wildlands y otras organizaciones. Según estos organismos, existen variedades atípicas cultivadas por Scotts y Monsanto, genéticamente modificadas para resistir un conocido herbicida denominado 'Roundup'.

El uso de este herbicida mata cualquier hierba con la que tenga contacto, por lo que se ha creado un nuevo tipo de hierba resistente a este producto, lo que permite a los campesinos rociar grandes extensiones sin problema alguno.

Algunos estudios realizados por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) sobre la contaminación medioambiental demostraron que se pueden transferir rasgos transgénicos a otras hierbas.

En este sentido, la coordinadora del Centro Klamath-Siskiyou Wildlands, Lesley Adams, señaló que "estos campos de prueba amenzan al campo de nuestras comunidades y a nuestra salud". Adams añadió que "monitorearemos a la USDA para estar seguros de que ellos no permitirán ninguna de estas pruebas hasta que hayan determinado rigurosamente su impacto medioambiental".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies