Oceana identifica 84 rederos de deriva italianos ilegales durante este año y pide a los gobiernos 'tolerancia cero'

Actualizado 22/06/2007 20:04:25 CET

Este tipo de pesca es, según la ONG, una amenaza para la conservación de mamíferos marinos y de los stocks pesqueros en aguas del Tirreno

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La organización de defensa del mar Oceana desveló hoy que, en lo que va de año, ha documentado hasta 84 rederos de deriva ilegales en el Mar Tirreno (Italia), una labor que ha intensificado desde el pasado mes de mayo para comprobar la efectividad de la nueva política de 'tolerancia cero' del ministro de Pesca del Gobierno italiano, Paolo De Castro.

A partir de los resultados preliminares, Oceana pide la anulación del decreto que autoriza el uso de la 'ferrettara', unas redes de deriva camufladas bajo otro nombre.

Las redes de deriva, prohibidas desde 2002 por la Unión Europea, siguen constituyendo, según Oceana, una amenaza para la conservación de mamíferos marinos y de los stocks pesqueros en aguas del mar Tirreno. Los 84 rederos de deriva documentados por la ONG se han localizado tanto en alta mar como en tierra, en los puertos de Campania, Sicilia y Calabria.

En las Islas Eolias se ha podido documentar a bordo del catamarán Oceana Ranger la captura de túnidos y pez espada mediante el uso de la 'ferrettara', una red de deriva en los términos definidos por la prohibición de la UE, y contradictoriamente autorizada por el decreto ministerial italiano del 24 de Mayo de 2006. El uso de este arte de pesca está definido según este decreto con una limitación máxima de 18 centímetros de luz de malla, para su uso hasta 10 millas de costa, y con una longitud máxima de 2,5 kilómetros.

En palabras del director ejecutivo de Oceana para Europa, Xavier Pastor, hasta ahora, "no se había podido demostrar su uso con imágenes". "Desde el Oceana Ranger se ha procedido a denunciar el hecho ante distintas instancias de la Guardia Costera pero las artes de pesca no han sido incautadas, bien por desinformación respecto a la legislación vigente o quizá debido a una cierta connivencia de las autoridades locales", explica Pastor.

Pese a que desde la decisión a primeros de año de la Abogacía del Estado italiano por la que la tenencia a bordo de redes de deriva quedaba prohibida y las autoridades italianas pueden proceder a la incautación, incluso en tierra, los observadores de Oceana han detectado en los puertos italianos hasta 65 embarcaciones con redes de deriva a bordo o en los muelles, "muchas de ellas denunciadas ya durante las campañas llevadas a cabo por esta organización en 2005 y 2006", alerta.

En este sentido, el portavoz de Oceana ha expresado su preocupación respecto a este hecho confiando en que las licencias de cerco o palangre "no estén sirviendo de escudo para la captura ilegal de atún rojo con redes de deriva". A su juicio, "el Ministerio de Agricultura y Pesca italiano ha de asegurarse de que en el reparto de la cuota de atún rojo de 2007 ninguna de estas embarcaciones esté incluida dentro de las organizaciones de productores beneficiarias".

Según Oceana "si la política de 'tolerancia cero' es real, el decreto que autoriza el uso de la 'ferrettara' ha de ser anulado y se han de llevar a cabo inspecciones en puertos, menos mediáticas y más efectivas que en alta mar".

Próximamente, Oceana publicará un informe con los resultados completos de la campaña de Oceana de 2007 contra el uso de redes de deriva en el Mediterráneo.

Oceana (www.oceana.org) es una organización internacional que trabaja para proteger y recuperar los océanos del mundo. Cuenta entre sus filas con científicos marinos, economistas, abogados y otros colaboradores que trabajan por prevenir el colapso de los stocks pesqueros, proteger a los mamíferos marinos y otras formas de vida marina. Cuenta con oficinas en Madrid, Bruselas, Washington, Alaska, Los Angeles y Santiago de Chile y más de 300.000 colaboradores y activistas en 150 países.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies