Los Parlamentos regionales europeos acuerdan combatir el cambio climático

 

Los Parlamentos regionales europeos acuerdan combatir el cambio climático

Actualizado 24/10/2007 14:30:42 CET

ZARAGOZA, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La XI Conferencia de Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE) celebrada en Berlín --a la que ha asistido el presidente de la Cámara aragonesa, Francisco Pina--, propone reforzar las garantías para ser consultados antes de la toma de decisiones en todo lo que afecte a sus ciudadanos. Los presidentes de los parlamentos también han acordado fomentar la eficiencia energética y las energías renovables para combatir el cambio climático.

Consolidar en el próximo Tratado de Reforma Europea los avances para las regiones y los municipios alcanzados en el fallido proceso constitucional es el principal objetivo que se ha marcado la XI Conferencia de las Asambleas Legislativas Regionales Europeas (CALRE), reunida durante los dos últimos días en Berlín.

Por otra parte, a propuesta de la Conferencia de Presidentes de Parlamentos Autonómicos de España (COPREPA), se ha aprobado una declaración institucional sobre el cambio climático para fomentar acciones de eficiencia energética y uso de energías renovables con el fin de contribuir a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

La CALRE manifiesta su preocupación por el calentamiento global del planeta y considera un objetivo prioritario impulsar, divulgar y concienciar a los ciudadanos de las regiones europeas sobre la necesidad de actuar conjuntamente para frenar el cambio climático.

La aportación de los legislativos regionales pasa por impulsar medidas que favorezcan la eficiencia energética y el uso de energías renovables, el fomento del transporte público, el apoyo a la innovación para conseguir tecnologías limpias y respetuosas con el medio ambiente, el uso eficiente de los recursos y la conservación sostenible del patrimonio forestal.

Al margen de las nuevas acciones y estrategias internacionales que se acuerden una vez expire el protocolo de Kioto en el año 2012, la Unión Europea ya ha asumido el compromiso firme e independiente de reducir sus emisiones internas en, por lo menos, un 20 por ciento de aquí al año 2020, y de un 60 a un 80 por ciento en el horizonte del año 2050. Es un esfuerzo necesario para limitar la elevación de las temperaturas del planeta en 2ºC respecto a los niveles de la era preindustrial.

Para ello es imprescindible reducir la concentración de gases de efecto invernadero procedentes de procesos industriales o del transporte, pero también del ámbito doméstico. Para dar cumplimiento a estos objetivos, la CALRE considera preciso mejorar la eficiencia energética y aumentar la parte de energías renovables en un 20 por ciento hasta el año 2020. Los presidentes se manifiestan a favor de continuar la profundización en estos temas a través de un grupo de trabajo de la CALRE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies