Profesores de la UPM elaboran un estudio para mejorar la gestión de residuos de papel y cartón en hipermercados

Actualizado 02/11/2007 20:05:46 CET

Con las conclusiones se ha editado un Manual para las empresas del Grupo Carrefour, que se distribuirá a todas las grandes superficies

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

Evitar que sean sólo "desperdicios" y recuperar las ingentes cantidades de envases de papel cartón que continuamente se producen en los hipermercados del Grupo Carrefour, ha sido el objetivo de un estudio desarrollado por investigadores de la Unidad de Celulosa y Papel del Departamento de Ingeniería Forestal de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), presentado recientemente en París y traducido ya al inglés, francés y alemán.

Sólo en 2001 se recogieron 363.000 toneladas de envases y embalajes, de los que un 14% pudieron reciclarse al cien por cien. Con estos datos como referencia, los investigadores comenzaron identificando los posibles puntos de mejora además de intentar aportar una metodología para gestionar los envases de cartón en los hipermercados.

Los resultados de la investigación, que son trasladables a todos los hipermercados, garantizan que la totalidad del cartón usado recogido en esas grandes superficies va a ser reciclada. "Esto, --explica el profesor José Vicente López--, permite apostar por un material como el papel-cartón que, además de ser cien por cien reciclable, es renovable puesto que se obtiene originalmente de plantaciones forestales".

Según explica el investigador principal, José Vicente López Álvarez, "además, con el reciclaje de papel de sólo ocho centros comerciales de esta cadena, se contribuye a mejorar el medio ambiente, a fijar el carbono del CO2 emitido por los combustibles, a que haya menos basura en los vertederos y, sobre todo, a la conservación de 20 hectáreas de bosque al año --el equivalentes a unos 16 campos de fútbol--, susceptible de emplearse en otros usos no productivos".

Con todo ello se ha conseguido evitar el traslado de 4.400 camiones, con el consiguiente ahorro de 28.000 litros de gasóleo de automoción, lo que supone una reducción del consumo de gasóleo de un 12%.

METODOLOGÍA.

La metodología utilizada se ha basado en una clasificación tipológica de los hipermercados en España. En primer lugar, se realizó un muestreo previo de 21 hipermercados y un estudio más profundo de los ocho más representativos, distribuidos en grandes ciudades (dos en Madrid y uno en Barcelona), ciudades vacacionales (Torrevieja), ciudades del interior (Avila, Vitoria y Lucena) e Islas (Tenerife).

En todos estos 'hiper' se tomaron en consideración factores determinantes del volumen de negocio: secciones de mayor venta, superficie del hipermercado, la estacionalidad de la generación, los picos de ventas y la distancia del centro a la planta de recuperación, para determinar los viajes necesarios y el tiempo de respuesta del proveedor del servicio.

De los resultados obtenidos se desprende que, en cuanto a flujos, los productos de gran consumo --congelados, galletas, cereales, pasta, pan tostado, café, especias, lavavajillas, limpiadores multiusos, suavizantes, detergentes, champú, y gel-- y frescos terminados --frutería, carnicería y charcutería-- de la sección de alimentación, aportan el 67% en peso del residuo de cartón, por lo que éste es un indicador muy relacionado con la cesta de la compra diaria.

La generación media diaria de uno de estos hipermercados varía entre los 800 y 1.200 kilogramos, cifra que en zonas turísticas puede alcanzar, excepcionalmente, hasta los 2.000 kilos.

Con estos datos, se hizo un estudio de la dimensión de los autocompactadores y compacadores estáticos del cartón generado, en función del espacio disponible en dichos establecimientos, fijando la frecuencia de recogida que tienen que contratar, para minimizar costes de gestión.

Finalmente, se diseñó un paquete de medidas para la homologación de proveedores de servicio de recogida selectiva de papel-cartón que se ha plasmado en el 'Manual para la mejora de los envases y embalajes usados de cartón en los hipermercados', dirigido a las empresas del Grupo Carrefour y que será distribuido en todas las grandes superficies, como manual de buenas prácticas.

La investigación ha tenido un presupuesto aproximado de 95.000 euros, financiados por la Asociación de Fabricantes de Cartón Ondulado (AFCO). En la misma han colaborado además de AFCO, la Asociación Nacional de Fabricantes de Papel y Cartón (ASPAPEL) y el Grupo Carrefour.