RSC.- El sector de la moda se conciencia con el Medio Ambiente y utiliza telas realizadas con maíz y biodegradables

Actualizado 31/07/2006 15:53:20 CET

MADRID, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

La industria de la moda está tomando conciencia de las preocupaciones de los consumidores sobre temas como la ecología, y por eso se han confeccionado modelos con una nueva fibra producida en gran medida con maíz manipulado genéticamente y denominada 'Ingeo', según informa 'Univision'.

De este modo, la biotecnología está desempeñando un papel creciente en el sector de la moda, aunque esta tendencia preocupa a algunos puristas ambientales que se oponen a todos los cultivos que sean alterados genéticamente.

La empresa 'NatureWorks' es la encargada de producir la materia prima para 'Ingeo', fermentando azúcar extraída del maíz para convertirla en esferas parecidas al plástico que luego se utilizan para fabricar las telas que se venden a las cadenas de moda.

Asimismo, algunos modistas están desarrollando telas biodegradables a partir de fibras naturales que empiezan como producto de cultivos de ingeniería genética.

Por otro lado, casi la mitad de los cultivos de maíz en Estados Unidos son manipulados genéticamente para resistir a la acción de un popular herbicida. 'NatureWorks LLC' afirma no separar el cultivo alterado genéticamente del cultivo natural que llega a la fábrica.

Además, dependiendo de su uso final, la fibra podría lucir como algodón o poliester. "Tiene todos los atributos del poliester y es mucho más favorable para el ambiente", aseguran desde 'NatureWorks'.

Por otro lado, el nuevo material sirve también para hacer pañales ara bebés desechables realizados con maíz que se degradan rápidamente en vez de llenar vertederos de residuos durante décadas, y que ya están a la venta en algunos países como Italia y España.

Asimismo, el material producido por 'NatureWorks' también se emplea para los envases de verduras que se encuentran ya en algunas cadenas de distribución como los establecimientos de la multinacional estadounidense Wal Mart.