Solvay y USO acuerdan la contratación de las seis mujeres discriminadas en los procesos de selección de 1999 a 2003

Actualizado 02/01/2008 18:20:29 CET

El sindicato califica de "histórica" la ejecución de la sentencia

TORRELAVEGA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

La dirección de la fábrica de Solvay en Barreda (Torrelavega, Cantabria) y la sección sindical de USO en esta empresa han firmado el acuerdo para la contratación efectiva de las seis mujeres que fueron discriminadas en los procesos de selección realizados entre los años 1999 y 2003.

Se cumple así la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Santander con la que se cierra un largo proceso jurídico-sindical iniciado por USO en el año 2004.

Este acuerdo, por el cual la firma química Solvay reconoce expresamente la exclusión de seis mujeres en la entrevista personal, tras haber superado las distintas pruebas, y se compromete a contratarlas antes del 29 de febrero de 2008, fue calificado hoy por el responsable de la sección sindical de USO en esta planta de Barreda, José Vía, como "un final feliz e histórico para la igualdad de las mujeres en el acceso al empleo".

En virtud de este mismo acuerdo la empresa reconoce que las seis mujeres, que se incorporarán al proceso de producción a turnos, han acreditado que, todas ellas, cumplen los requisitos exigidos en los procesos de selección de los años 2000 y 2001 y se establece que Solvay abone a USO 1.202 euros en concepto de indemnización y otros 600 euros como honorarios de la abogada.

El sindicalista afirmó que esta sentencia, así como la firma del acuerdo con Solvay, les "resarce de todas las incomprensiones y acusaciones que tuvimos que soportar, incluso por parte de algunos padres de las candidatas, por defender la no discriminación de la mujer en el acceso al empleo en Solvay en soledad", afirmó José Vía, quien lamentó que en el proceso judicial de USO contra esta empresa y sus procesos de selección de personal no estuviera acompañado por las secciones sindicales de UGT y CC OO.

A modo de balance, Vía agradeció la "cobertura y sensibilización" de los medios de comunicación de Torrelavega a todo este proceso, así como la "brillante defensa jurídica" realizada por la abogada de USO, Isabel Labat, "que ha conseguido construir una jurisprudencia pionera en España, desarrollando el principio de discriminación indirecta que hace que hoy el 'caso Solvay' sea ejemplo en foros y estudios sobre la igualdad de oportunidades", afirmó.

Especialmente importante es para Vía que esta sentencia y su ejecución, se produzca precisamente en 2008, año en el que la planta de Solvay en Barreda cumple su centenario. "Esto nos anima a seguir peleando contra cualquier proceso de corrupción en las empresas", dijo el sindicalista, quien denunció que ello es "algo bastante cotidiano".

En este sentido, José Vía anunció que USO está estudiando recurrir la contratación de algunos trabajadores en Solvay "hijos de sindicalistas firmantes del último convenio colectivo", dijo.

Igualmente, informó de que este sindicato, a nivel estatal, también ha abierto una investigación de los procesos de selección de trabajadores aplicados en las distintas plantas de Bridgestone-Hispania "ya que hemos detectado que en los reconocimiento médicos se vulnera la privacidad y se discrimina a las mujeres, otra forma sibilina de discriminación", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies