Triodos Bank invierte en un banco de microfinanciación en Afganistán

Actualizado 05/07/2007 17:05:57 CET

MADRID, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

Triodos-Doen, uno de los tres fondos de microcréditos que gestiona Triodos Investment Management, está participando en el BRAC Afghanistan Bank, un banco de microfinanciación, según informó hoy la primera entidad bancaria.

La directora de los Fondos Internacionales de Triodos Bank y miembro del comité directivo de este joven banco afgano dirigido a pequeños empresarios, Marilou van Golstein Brouwers, explicó que "en los trece años de existencia del Triodos-Doen, las circunstancias nunca habían sido tan complicadas ni tan inciertas" en Afganistán.

Durante los últimos 20 años, añade el comunicado, la guerra ha estado latente en este país sin leyes, que carece de un cuerpo policial correctamente equipado y entrenado, donde el sistema legal no funciona, hay un alto grado de desempleo, la corrupción está generalizada y siempre existe la posibilidad de que el conflicto se vuelva a intensificar.

"Los riesgos son de verdad muy elevados. No obstante, los afganos son muy emprendedores y demuestran una gran voluntad para reconstruir de nuevo su país. Ya han tenido bastante con toda la destrucción. Afganistán fue un país próspero y las generaciones más viejas todavía lo recuerdan. Hay una necesidad de negocio financiero, y éste es el momento en el que aparece el BRAC Afghanistan Bank", afirmó van Golstein.

El banco fue fundado a finales de 2006 a raíz de las actividades de BRAC, una institución de microfinanciación de Bangladesh que comenzó a trabajar en Afganistán hace tres años como ONG bajo el nombre de BRAC Afganistán. En esos tres años, la organización experimentó un rápido crecimiento, concediendo microcréditos a unos 170.000 afganos.

Entonces, continúa el comunicado, se vio claramente la necesidad de crear un banco para promover pequeñas empresas que, a su vez, pudiesen generar ahorros. Así nació el BRAC Afghanistan Bank, con Triodos-Doen como uno de sus socios fundadores, además de BRAC y Shorecap.

"Los microcréditos son una herramienta idónea para apoyar a emprendedores individuales, no tanto para negocios de mayor tamaño como comercios o fábricas de alfombras", explica Marilou van Golstein Brouwers. "Actualmente, las alfombras afganas van a Pakistán, y desde allí se exportan a todo el mundo. Sería estupendo si las empresas afganas fuesen capaces de vender sus alfombras directamente al mercado mundial, pero se necesita financiación para ello. Además, también se necesitan garantías, leyes y un sistema jurídico que funcione, nada de lo cual existe ahora mismo en el país", señala van Golstein.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies