El Tesoro espera colocar mañana hasta 5.500 millones en una nueva subasta de deuda a largo plazo

Billetes. Euros.
LEONHARD FOEGER / REUTERS - Archivo
Publicado 14/03/2018 11:58:09CET

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tesoro Público espera colocar este jueves hasta 5.500 millones de euros entre los inversores en deuda a largo plazo, con una nueva subasta de bonos y obligaciones que cerrará las emisiones previstas para el mes de marzo.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad espera captar entre un mínimo de 4.500 millones de euros y un máximo de 5.500 millones de euros, en un momento en el que la prima de riesgo se ha mantenido en los últimos días en el entorno de los 77 puntos básicos.

La previsión del Tesoro Público para esta semana es captar entre 5.500 y 7.500 millones de euros en la subasta de letras que realizó martes y la emisión de bonos y obligaciones de este jueves, cuando emitirá bonos a 5 años, con cupón del 0,45%; obligaciones a 10 años, con cupón del 1,4%; obligaciones a 15 años, con cupón del 2,35%, y obligaciones con vencimiento en 2040, con cupón del 4,9%.

Para determinar la evolución del coste de financiación, la referencia en el bono a 5 años es la subasta del pasado 1 de marzo, cuando ofreció a los inversores un tipo marginal del 0,37%, mientras que en las obligaciones a 10 años es la puja del 15 de febrero, en la que la rentabilidad marginal se situó en el 1,586%. También ese día subastó el obligaciones a 15 años, con un tipo marginal del 2,113%.

De su lado, las obligaciones con vencimiento a 2040 se subastaron por última vez el pasado 2 de noviembre y en aquella ocasión el Tesoro ofreció una rentabilidad marginal del 2,467%.

En la subasta del martes el Tesoro colocó 1.355,35 millones de euros en letras a tres y nueve meses, por debajo del rango medio previsto, y lo hizo ofreciendo una menor rentabilidad, con tipos más negativos que en la subasta previa.

Aunque la colocación se situó por debajo del rango medio previsto, los inversores siguen confiando en la deuda pública española, ya que la demanda conjunta en ambas referencias de esa puja superó los 6.000 millones de euros, 4,4 veces más de lo finalmente adjudicado en los mercados.

Con las subastas de esta semana, el organismo dependiente del Ministerio de Economía cierra las emisiones del mes de marzo y no regresará a los mercados hasta abril, cuando celebrará cuatro nuevas emisiones, dos de letras y otras dos más de bonos y obligaciones.