Los Veintiocho acogen con escepticismo el presupuesto de la eurozona impulsado por Berlín y París

Publicado 22/06/2018 15:37:28CET

LUXEMBURGO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

La propuesta pactada entre Francia y Alemania de poner en marcha un presupuesto de la eurozona a partir de 2021 ha sido recibida con escepticismo entre sus socios europeos e incluso con la oposición de algunos miembros de la moneda única, especialmente Países Bajos, que ha adoptado una postura contraria a esta iniciativa.

"Es una cuestión sobre la que hubo opiniones muy diversas por el mensaje poco claro sobre el enfoque y el tamaño", ha resumido este viernes la ministra de Finanzas de Letonia, Dana Reizniece-Ozola.

Los titulares de Economía y Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) mantuvieron el jueves por la tarde un último debate sobre la reforma del euro antes de la cumbre de líderes que tendrá lugar el próximo jueves y viernes y en la que se espera que los Veintiocho pacten las líneas generales de las próximas reformas de la moneda única.

Los socios europeos llegan a la cumbre con el consenso de fortalecer la unión bancaria con una red de seguridad para el Fondo Único de Resolución bancaria (FUR) y el refuerzo de las competencias del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). Pero el acuerdo alcanzado a principios de semana entre la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Emmanuel Macron, puso encima de la mesa de las conversaciones su idea de impulsar un presupuesto de la eurozona en la próxima década.

Las declaraciones de los ministros este viernes han evidenciado las diferencias entre las capitales de la eurozona. "Ciertamente no hay acuerdo sobre eso", ha resumido el ministro belga Johan Van Overveldt, uno de los que se han mostrado más críticos con la idea, junto con Austria.

"Mi opinión es que si todos nos adherimos al pacto de estabilidad y crecimiento, tenemos muchos estabilizadores automáticos en el sistema y tiene que haber un argumento muy bueno para introducir este tipo de presupuesto", ha esgrimido.

Mucho más contundente se ha mostrado el holandés Wopke Hoekstra. "Sobre el presupuesto, la pregunta real es qué estamos resolviendo con eso. No está claro para nosotros. No estamos a favor", ha subrayado, aunque ha precisado que el documento francoalemán en su conjunto es una "mezcla" de elementos que gustan a Países Bajos y otros que no.

FRANCIA: EL STATU QUO ES "IMPOSIBLE"

El ministro de Finanzas de Francia,. Bruno Le Maire, ha defendido con firmeza la propuesta: "La eurozona no puede seguir como está, el statu quo es imposible para la eurozona, la eurozona es una zona incompleta. Es una unión monetaria, no una unión económica y el statu quo sería irresponsable para la zona euro", ha afirmado.

Con respecto a las dudas expresadas por algunos de sus colegas, Le Maire ha asegurado que se trata de un escenario "normal" porque "cada uno conoce las posiciones del resto de estados sobre este tema", pero ha destacado que la "determinación" de Francia y Alemania para "convencer" al resto de socios del euro es "total".

Para la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, tampoco es "sorprendente" que en el primer debate sobre el eventual presupuesto de la eurozona haya "diversidad de ideas" porque "consideran que quizá no hay que ir tan rápido". "No me sorprende", ha indicado.

En cualquier caso, Calviño ha explicado que el argumento que hay que esgrimir para convencer a los países reacios a esta medida es que a todos les interesa "tener funcionando mecanismos que garanticen la estabilidad de la zona euro

No obstante, la ministra española ha insistido en que se trata de un presupuesto que está "articulado" en el marco financiero general de la UE y ha evitado pronunciarse sobre el tamaño que tendrá que tener. "Lo importante es reflexionar antes de correr a determinar un tamaña concreto", ha manifestado.

Sobre el documento francoalemán en general, Calviño ha insistido en que es "una muy buena base para trabajar" y ha remarcado que incluye ideas "tremendamente interesantes, novedosas y ambiciosas".