Acerinox estima que su negocio en España está todavía un 15% por debajo de los niveles precrisis

Rafael Miranda, presidente de Acerinox
Europa Press - Archivo
Publicado 09/05/2018 12:47:51CET

Considera que le benefician las medidas arancelarias de Trump en EEUU y pide a Bruselas medidas de salvaguarda ante la importación de Asia

MADRID, 9 May. (EUROPA PRESS) -

Acerinox estima que el consumo de acero inoxidable en España todavía está un 15% por debajo de los niveles precrisis, a pesar de la recuperación registrada en los últimos años, y considera que "no será fácil" volver a esos niveles debido al parón en en el desarrollo de las infraestructuras en el país.

En un encuentro con periodistas previo a la junta general de accionistas que el grupo celebrará este jueves, el presidente de Acerinox, Rafael Miranda, aseguró que "ser optimista" y recuperar ese parón en el consumo del producto que hubo en el país como consecuencia de la crisis será complicado, a pesar de las mejoras registradas en sectores como el residencial, el de línea blanca o la industria del automóvil.

El consejero delegado de la compañía, Bernardo Velázquez, señaló que, a pesar de ello, España lleva unos años que "va bien", siendo junto a Polonia de los mercados con más crecimiento para la compañía en Europa en el consumo de acero inoxidable, aunque apuntó que desde el pico de 2006 "se destruyó mucho" y se está lejos de esos niveles.

Por ello, para volver a esos niveles precrisis, los directivos coincidieron en que sería necesario recuperar las inversiones en infraestructura y el gasto municipal en inmobiliario urbano, importantes consumidores de acero inoxidable.

No obstante, Miranda subrayó que Acerinox es una empresa global, en la que España apenas representa un 8-9% del negocio, por lo que "donde nos jugamos el cocido es en el mundo", destacó.

El presidente del grupo siderúrgico se mostró optimista de cara al futuro de la compañía, ya que "estamos en un ciclo razonablemente positivo de nuestro negocio. Las perspectivas son buenas, condicionadas también por el crecimiento económico del mundo", dijo.

BUENA MARCHA EN ESTADOS UNIDOS.

Además, valoró el beneficio para la compañía, que tiene un 45% de su facturación procedente de Estados Unidos, de las medidas proteccionistas de Donald Trump. "También hay que tener suerte. Y en Estados Unidos no lo sabíamos, pero hemos acertado", afirmó Miranda.

Así, Velázquez consideró que las medidas adoptadas por la Casa Blanca permitirán a Acerinox "probablemente salir beneficiados" en ese mercado, donde opera a través de North American Stainless (NAS), y auguró también más posibilidades de crecimiento cuando se ponga en marcha el plan de infraestructuras anunciado por Trump.

No obstante, el grupo pidió medidas a la Unión Europea (UE) para combatir la invasión del mercado del Viejo Continente por la producción asiática, algo que ya está ocurriendo en este arranque del año tras las medidas adoptadas en Estados Unidos y que ha llevado a un incremento del 19% en el primer trimestre en las importaciones y a una presión a la baja en los precios.

Por ello, Miranda consideró necesario adoptar medidas de salvaguarda por parte de Bruselas para limitar las importaciones de acero de Asia y combatir así a China. "Somos partidarios del comercio global y el libre comercio, pero en igualdad de condiciones", dijo.

JUNTA GENERAL.

Por otra parte, Acerinox someterá a su junta general de accionistas el reparto de un dividendo de 0,45 euros por acción, que se abonará el próximo 5 de julio.

Asimismo, se someterá a reelección los nombramientos como consejero independiente de Rafael Miranda, presidente de la compañía, y como consejero ejecutivo de Bernardo Velázquez, consejero delegado del grupo.

También se votará la reelección como consejeros dominicales de Santos Martínez-Conde y Mvuleni Geoffrey Qhena y el nombramiento de Katsushisa Miyakusu en sustitución de Yukio Nariyoshi.

Además, se someterá a aprobación de los accionistas un plan de retribución plurianual o incentivo a largo plazo (ILP) correspondiente al primer ciclo del plan (2018-2020), dirigido a consejeros ejecutivos y personal de alta dirección del grupo, consistente en el pago de una parte de su retribución variable mediante entrega de acciones.

Europa Press Comunicados Empresas