Los acreedores del túnel del AVE que une España y Francia tienen 30 días para comunicar la deuda al juez

Actualizado 22/09/2015 17:42:32 CET

Tras la publicación de la declaración del concurso en el BOE de este martes

MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Los acreedores de TP Ferro, sociedad conjunta de ACS y la francesa Eiffage que construyó y explota el túnel del AVE bajo los Pirineos que une España y Francia, cuentan con un plazo de treinta días para remitir al Juzgado de lo Mercantil de Girona el importe que la firma les adeuda.

El plazo comienza toda vez que la declaración de concurso de esta primera conexión transfronteriza de AVE ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este martes.

Tras esta publicación, también empieza el periodo de dos meses con que cuenta la administración concursal (el despacho de abogados Arraut y Sala Reixachs) para elaborar el informe concursal de la empresa, con el activo y el pasivo de la firma.

Una vez que se presente este documento, concluirá la denominada fase común del proceso concursal y se abrirá la del convenio de acreedores, en la que la empresa debe presentar una propuesta de pago de deuda. En caso de que esta propuesta logre el respaldo mayoritario de los acreedores, la empresa superaría el concurso. En el supuesto contrario, iría a liquidación.

Los plazos del proceso concursal de la sociedad concesionaria del AVE hispanofrancés arrancan semanas después de que el día 1 de septiembre el juez la declarara en concurso al constatar "que la empresa se encuentra en situación de insolvencia".

TP Ferro solicitó voluntariamente el concurso el pasado mes de julio, al no lograr refinanciar su deuda ni con sus bancos ni con los gobiernos de España y Francia, promotores de una infraestructura que supuso una inversión de 1.000 millones de euros.

El túnel transfronterizo del AVE se sumó así al listado de otras grandes infraestructuras construidas en los pasados años que también han quebrado o han resultado inviables, como son ocho autopistas de peaje, el almacén de gas Castor o los aeropuertos de Castellón y Ciudad Real, este último promovido por la iniciativa privada.

EXPLOTACIÓN GARANTIZADA.

No obstante, en el caso de este AVE, las empresas aseguran que han dotado de medios al túnel para que pueda seguir operando y canalizando el tráfico de trenes entre España y Francia "con las mismas condiciones de seguridad, fluidez y regularidad".

El túnel del AVE entre Figueres (Girona) y Perpignan (Francia) es el primer tramo de ferrocarril de Alta Velocidad transfronterizo y una de las grandes obras mundiales de ingeniería civil.

Se trata de un tramo de ferrocarril de Alta Velocidad de 44,4 kilómetros de longitud, de los que 8,3 kilómetros corresponden a un túnel construido bajo los Pirineos. El proyecto, adjudicado a ACS e Eiffage en 2003, supuso una inversión de 1.000 millones de euros, de los que unos 600 millones corresponden a financiación pública aportada por España, Francia y la UE.

Europa Press Comunicados Empresas