Bolivia pide "paciencia" a las empresas españolas nacionalizadas

 

Bolivia pide "paciencia" a las empresas españolas nacionalizadas

Actualizado 17/12/2013 22:40:55 CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, ha pedido este viernes "un poco de paciencia" a las tres empresas españolas cuyas filiales ha nacionalizado el Gobierno de Evo Morales en los últimos años y ha prometido que se encontrará "un justo precio" que satisfaga a ambas partes.

García Linera ha asegurado que el presidente boliviano ha dado la orden de encontrar un acuerdo con las tres empresas españolas a las que se han nacionalizado sus filiales en Bolivia: las eléctricas Iberdrola y Red Eléctrica y la empresa que gestionaba los aeropuertos del país y que operaban Abertis y AENA.

En este sentido, ha indicado que ayer abordó esta cuestión con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, y le reiteró el "mensaje" de Morales de que se encontrará "un acuerdo mutuamente beneficioso" como ha ocurrido con otras empresas extranjeras nacionalizadas, después de que el jefe de la diplomacia pidiera el respeto del Derecho Internacional y un "justiprecio".

En su intervención en un desayuno del Fórum Europa, el vicepresidente boliviano ha recordado que su país ha nacionalizado tanto su sector de hidrocarburos, en el que había "las mayores inversiones", y el de las telecomunicaciones, y "con cada una de las empresas que hemos encontrado un punto de equilibrio que nos ha satisfecho mutuamente".

Según García Linera, en todos estos casos "después de unos meses, en algunos casos un año o un par de años de tensiones, de idas y venidas, papeles, amenazas, guiños y abrazos al final logramos un buen acuerdo con las empresas".

En este sentido, se ha mostrado "seguro" de que en el caso de Iberdrola y Red Eléctrica "vamos a encontrar un punto de equilibrio". Según ha admitido, "la empresa pide una indemnización elevada, el procurador de Bolivia ofrece una indemnización que bordea el cero y ahora tienen que ir acercándose hasta encontrar un punto intermedio".

"Bolivia ha sido serio en encontrar justos equilibrios y justas recompensas a las empresas que han hecho inversiones en mi país", ha defendido García Linera, que ha aprovechado para pedir "un poco de paciencia". "Vamos a encontrar el justo precio que satisfaga tanto al Gobierno como a las empresas privadas españolas" porque existe la "voluntad", ha remachado.

CAMBIOS ECONÓMICOS

Por otra parte, el vicepresidente boliviano ha defendido los logros y los cambios experimentados por su país desde que Morales llegó al poder en 2006. Según ha indicado, la tasa de crecimiento ha pasado de alrededor del 3 por ciento anual y al 6,5 por ciento actual, mientras que el PIB ha pasado de 8.000 millones de dólares en 2005 a 33.000 millones actuales.

Asimismo, se ha conseguido elevar la renta per cápita de los 800 dólares anuales a unos 3.000 dólares y el objetivo del Gobierno es que al finalizar esta década se llegue a los 8.000 dólares, ha explicado.

Las medidas adoptadas por el Gobierno también han permitido un reparto de la riqueza más justo reduciendo la "diferencia obscena" que había entre el 10 por ciento más rico y el 10 por ciento más pobre, que era de 1 a 168 pasando a 1 a 45. En cuanto al nivel de la pobreza, ha indicado, se ha pasado de cuatro de cada diez bolivianos extremadamente pobres a dos de cada diez durante el mandato de Morales y el objetivo es que se logre la eliminación para 2025.

En resumen, ha afirmado García Linera, en Bolivia hay "desarrollo económico con justicia social, hay estabilidad económica con distribución de la riqueza, superación rápida de la pobreza y proceso de industrialización acelerada de nuestras materias primas".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies