Bruselas acusa a la cervecera AB de vetar las importaciones a Bélgica de sus cervezas a precios más bajos

Contador
Publicado 30/11/2017 12:03:51CET

BRUSELAS, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha enviado este jueves un pliego de cargos a la belga AB InBev, la mayor cervecera del mundo, un pliego de cargos en el que le acusa de haber impuesto deliberadamente un veto a las importaciones a Bélgica de varias de sus cervezas --como Jupiler y Leffe-- desde países vecinos como Países Bajos y Francia en donde estas bebidas se venden a precios más bajos.

"Los consumidores belgas han tenido que pagar sin duda precios más caros para comprar sus cervezas favoritas. De acuerdo a nuestras investigaciones preliminares AB ha podido impedir de manera deliberada las importaciones de cervezas más baratas", ha explicado la comisaria de Competencia, Magrethe Vestager.

Bruselas ha insistido así en la importancia de proteger la competencia efectiva para asegurar que los europeos se benefician plenamente del mercado interior y ha avisado de que las prácticas que ponen trabas a esta libre competencia e imponen las fronteras nacionales dentro del mercado único vulneran las reglas de la Unión Europea, porque limitan la elección de los consumidores y les impiden acceder a los precios más bajos.

La cervecera belga acusada es la de mayor peso en el mercado internacional y entre sus marcas más populares destacan Jupiler y Leffe, bebidas que comercializa en Países Bajos y Francia a precios más bajos para hacer frente a una competencia más fuerte en estos dos países.

En su examen preliminar, el Ejecutivo comunitario estima que AB disfruta de una posición dominante en el mercado belga, lo que le ha permitido tomar medidas para impedir a los supermercados y grandes superficies comprar sus cervezas a precios más bajos en los países vecinos e importarlos a Bélgica.

Se trataría de prácticas ilegales que la cervecera impone desde al menos 2009, por ejemplo modificando el empaquetado de los productos en Países Bajos (eliminando el texto en francés del etiquetado) y Francia (eliminando el texto en neerlandés) para dificultar su venta en Bélgica.

También limitó el acceso de los comerciantes al por menor neerlandeses a productos en promoción de Jupiler para que no los pudieran enviar a Bélgica y restringió la disponibilidad de ciertas promociones.

La Comisión abrió la investigación formal en junio de 2016, porque aunque la diferencia de precios entre Estados miembros está permitido, no así que los productores pongan "trabas artificiales" al intercambio con países con mejores ofertas.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies