El Bundesbank, contrario a que el BCE compre bonos de forma masiva

 

El Bundesbank, contrario a que el BCE compre bonos de forma masiva

Jens Weidmann
REUTERS/FABRIZIO BENSCH
Actualizado 14/12/2011 15:08:04 CET

FRANCFORT (ALEMANIA), 14 Dic. (Reuters/EP) -

El presidente del Bundesbank y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), Jens Weidmann, ha reiterado su oposición a que el instituto emisor europeo lleve a cabo compras masivas de deuda pública y subrayó que el banco central alemán únicamente proporcionaría más recursos al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que este preste ayuda a la eurozona si otros países fuera del Viejo Continente también incrementan su contribución.

El mandato del BCE le previene respecto a embarcarse en programas de compras ilimitadas de bonos, y la experiencia adquirida demuestra que esto provoca inflación, dijo Weidmann.

"Creo que la idea de que uno puede ganarse la confianza vulnerando las normas es asombrosa", dijo el presidente del Bundesbank durante una cena con la prensa en la sede del banco central alemán.

En este sentido, Weidmann destacó que los acuerdos alcanzados la semana pasada por los líderes europeos "van en la dirección correcta", aunque dijo "no compartir el razonamiento" que respalda la expectativa de que como resultado el BCE sobrepase los límites de su mandato.

De hecho, el banquero alemán comparó las demandas de una mayor intervención del BCE a las promesas de un alcohólico. "Es como cuando un alcohólico suplica por una última copa esta noche", indicó.

"A partir de mañana estaré sobrio y cumpliré las reglas, pero necesito la botella esta noche. No creo que sea sensato dar al alcohólico la botella, puesto que no tendrá incentivos para resolver el problema", explicó.

NO HAY 'PLAN B'.

Por otro lado, el presidente del Bundesbank descartó cualquier probabilidad de ruptura del euro y tachó de "absurdas" las hipótesis de algunos "nostálgicos" respecto a un posible retorno al marco alemán.

"Quiero dejar claro, en caso de que alguien se sienta nostágico, que pensar en el regreso del marco alemán es totalmente absurdo (...) No hay planes en este sentido (...) trabajamos para lograr un euro más estable. No hay 'plan B'", añadió.

Asimismo, Weidmann hizo referencia al acuerdo de los líderes europeos para proporcionar al FMI hasta 200.000 millones de euros adicionales mediante préstamos bilaterales para ayudar a combatir la crisis, de los que 150.000 millones de euros procederían de los países de la eurozona.

Sin embargo, Weidmann reiteró en el transcurso del encuentro con la prensa que el Bundesbank sólo aportará más fondos al FMI si otros países de la UE y ajenos a la misma participan también en el programa.

"Si, por ejemplo, EEUU y otros donantes importantes deciden no participar, entonces, desde nuestro punto de vista, sería algo incómodamente cercano a la financiación estatal, esta es la razón por la que son tan importantes las condiciones que hemos formulado y, si estas no se cumplen, entonces no daremos nuestra autorización a esas líneas de crédito", añadió.

PERDER LA 'TRIPLE A' NO ES EL FIN DEL MUNDO.

Asimismo, el banquero alemán quiso restar importancia a la amenaza de Standard & Poor's sobre la posibilidad de rebajar los 'ratings' de la mayoría de los países de la eurozona, incluída Alemania, y afirmó que la pérdida de la 'triple A' "no supone el fin del mundo".

"Hemos visto recientemente que la pérdida de la 'triple A' no ha acarreado el fin del mundo", dijo Weidmann, en referencia a la decisión de S&P de rebajar la nota de EEUU a 'AA-' desde 'AAA'.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies