El Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos señalará a países concretos si son una amenaza

El prseidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en Madrid
EP
Actualizado 07/02/2011 18:43:16 CET

BRUSELAS, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos (ESRB por sus siglas en inglés) centrará su actuación en prevenir y mitigar los riesgos sistémicos que amenazan la estabilidad del sistema financiero de la UE, para lo que puede tratar la situación de países específicos si considera que representan un riesgo sistémico para el conjunto de los Veintisiete, según explicó el presidente del nuevo organismo de supervisión macroprudencial, Jean Claude Trichet, quien compatibilizará el cargo hasta octubre con la presidencia del Banco Central Europeo (BCE).

"El ESRB prestará especial atención a los riesgos horizontales entre los Estados miembros y su potencial impacto adverso en la economía. Asimismo, el ESRB puede también tratar cuestiones sobre países específicos si representan una amenaza para el sistema fiannciero de la UE", dijo Trichet en su primera comparecencia como presidente del ESRB ante la Cmisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

Ante la insistencia de los miembros de la comisión en cuestiones de política monetaria, el banquero francés subrayó la necesidad de diferenciar de manera "estricta" su labor al frente del ESRB y como presidente del BCE para evitar "generar confusión".

Asimismo, Trichet recordó que el ESRB es un organismo meramente consultivo, ya que el Parlamento y el Consejo de Europa decidieron que el supervisor macroprudencial no contara con poderes efectivos, por lo que expresó su confianza en que los parlamentarios europeos cuenten con una "voluntad fuerte" para afrontar la necesaria reforma de la gobernanza.

"Como fue decidido por el Parlamento y el Consejo, el ESRB no cuenta con poderes vinculantes", dijo Trichet, quien admitió que, por lo tanto, la nueva institución "necesitará tiempo para ganarse su credibilidad".

De este modo, Trichet indicó que el ESRB emitirá alertas y recomendaciones para la adopción de políticas compensatorias, aunque apuntó que el comité técnico de la entidad aún debe fijar los criterios bajo los que el ESRB emitirá estas recomendaciones.

RECHAZA APLICAR QUITAS A LA DEUDA

Por otro lado, Trichet hizo hincapié en la necesidad de que países como Grecia e Irlanda cumplan al pie de la letra los términos acordados en sus respectivos programas y reiteró su rechazo a la aplicación de quitas ('haircuts') a los tenedores de deuda.

"En Grecia e Irlanda existen unos programas aprobados por el FMI y la UE y lo que hay que hacer es aplicar esos programas, que no incluyen conceptos como el de las quitas", dijo Trichet.

Asimismo, el banquero francés justificó su rechazo al afirmar que "los mercados modernos son una combinación de inversores a largo y corto plazo" y que de aplicar esas quitas serían los inversores a largo plazo los perjudicados, mientras los inversores a corto se beneficiarían.

Por otro lado, al ser preguntado sobre la cuestión de las entidades "demasiado grandes para caer", Trichet reconoció que es un asunto al que "ni EEUU ni Europa pueden responder solos" ya que al ser instituciones transfronterizas y, en ocasiones, globales, hay que dotarse de una normativa al mismo nivel.

"No podemos vernos en la misma tesitura que cuando cayó Lehman Brothers. Es inevitable tener que convivir con estas entidades, pero ello no implica que se tenga que poner en peligro la supervivencia de toso el sistema", dijo Trichet.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies