Los conservadores griegos exigen recortes a cambio de apoyar las nuevas medidas

Georges Papandreou
REUTERS/STRINGER BELGIUM
Actualizado 30/05/2011 17:05:16 CET

ATENAS, 30 May. (Reuters/EP) -

La oposición conservadora en Grecia ha reclamado al Gobierno socialista recortes de impuestos como condición para alcanzar un acuerdo con el ejecutivo respecto a las nuevas medidas de austeridad que debe adoptar el país para seguir recibiendo la ayuda de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El líder del partido conservador 'Nueva Democracia', Antonis Samaras, ha exigido un impuesto fijo para las empresas del 15% y ha rechazado los planes del Gobierno de elevar los impuestos para hacer frente al déficit presupuestario del país y conseguir el apoyo de la misión de la troika, clave para recibir el siguiente tramo de la ayuda de 110.000 millones de euros.

"¿Queréis aumentar impuestos y alcanzar un acuerdo con nosotros, que hemos establecido la reducción de impuestos como una prioridad? Ni siquiera penséis en ello", aseguró Samaras en un mensaje dirigido al Gobierno ante el grupo parlamentario de su partido.

En esta línea, defendió que unos menores tipos impositivos son "la clave para poner en marcha el motor de la economía griega", e insistió en que si el Gobierno decide incrementar los impuestos no habrá "espacio para el consenso ni para la renegociación".

El primer ministro griego, George Papandreou, está buscando un amplio acuerdo político en torno a las medidas para hacer frente a la crisis de Grecia y evitar que Atenas tenga que recurrir al impago de su deuda, una situación que el Banco Central Europeo (BCE) cree que crearía el caos en el sistema bancario.

El PASOK, el partido del primer ministro, tiene una cómoda mayoría parlamentaria, pero las autoridades internacionales exigen que todos los principales partidos del país apoyen las medidas de austeridad que se han establecido como condición para recibir los préstamos, algo que ya ha ocurrido en Portugal e Irlanda.

Los mercados financieros están muy pendiente del informe de la Comisión Europea (CE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el BCE que determinará si Grecia recibirá los siguientes 12.000 millones de euros del rescate, que necesita para hacer frente a unas necesidades de financiación inminentes de 13.700 millones de euros.

El magazine semanal aleman Der Spiegel sembró de nuevo las dudas este fin de semana sobre si Grecia sería capaz de conseguir el dinero, ya que, según afirma, el país ha incumplido todos los objetivos fiscales impuestos por los prestamistas. Sin embargo, tanto Grecia como el FMI ya han negado estas informaciones.

Europa Press Comunicados Empresas