La danesa Maersk gana un 31% menos hasta septiembre lastrada por la bajada del petróleo y el comercio

Publicado 06/11/2015 13:03:18CET

COPENHAGUE, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El grupo danés de transporte y logística Maersk obtuvo un beneficio neto atribuido de 3.363 millones de dólares (3.085 millones de euros) en los nueve primeros meses del año, lo que representa un deterioro del 30,9% con respecto al mismo periodo de 2014 como consecuencia del impacto en su actividad de la bajada de los precios del petróleo y de las tarifas medias del transporte.

La multinacional danesa, propietaria de Maersk Line, el mayor transportista marítimo de mercancías, alcanzó entre enero y septiembre una cifra de negocio de 31.183 millones de dólares (28.608 millones de euros), un 13% menos que un año antes.

En concreto, Maersk Line facturó 18.535 millones de dólares (17.004 millones de euros), un 9,3% menos, mientras Maersk Oil ingresó un 37% menos, hasta 4.337 millones de dólares (3.979 millones de euros).

A su vez, APM Terminals logró una facturación de 3.215 millones de dólares (2.949 millones de euros), mientras Maersk Drilling mejoró un 29,5% sus ventas, hasta 1.900 millones de dólares (1.743 millones de euros).

En el tercer trimestre del año, el grupo Maersk obtuvo un beneficio neto atribuido de 755 millones de dólares (693 millones de euros), un 48,5% menos que en el mismo periodo de 2014, mientras su facturación bajó un 16,9% interanual, hasta 10.110 millones de dólares (9.275 millones de euros).

De cara al conjunto del ejercicio 2015, Maersk prevé lograr un beneficio subyacente de 3.400 millones de dólares (3.119 millones de euros), aunque advirtió de que sus proyecciones anuales están sujetas "a una considerable incertidumbre".

"El beneficio subyacente esperado de 3.400 millones de dólares para 2015 refleja un buen comportamiento en un entorno de dificultades en los mercados del petróleo y el transporte marítimo de contenedores", apuntó el consejero delegado de la multinacional danesa, Nils S. Andersen, quien destacó las iniciativas de reducción de costes acometidas por el grupo.

En este sentido, el pasado miércoles Maersk Line anunció sus planes para reducir su plantilla global "en al menos 4.000 efectivos" para finales de 2017, así como el cierre de servicios y su intención de cancelar 35 rutas durante el cuarto trimestre, además de no ejercitar su opción sobre 6 barcos de transporte de contenedores, así como sobre 2 buques de enlace, mientras que aplazará su decisión sobre la opción que mantiene sobre otros 8 buques de transporte de contenedores.

Los ajustes anunciados por Maersk Line se sumaban así a los anunciados el pasado mes de octubre por Maersk Oil, filial petrolera de la multinacional, que anunció su intención de suprimir entre un 10% y un 12% de su plantilla con el objetivo de reducir sus costes operativos.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies