El director ejecutivo del Deutsche Bank rechaza cualquier reestructuración de la deuda griega

Actualizado 01/10/2011 22:21:26 CET

ATENAS, 1 Oct. (Reuters/EP) -

El director ejecutivo del Deutsche Bank, Josef Ackermann, ha manifestado este sábado su rechazo a la posible modificación de las condiciones en las que participa el sector privado en el rescate a Grecia pactado por Atenas con la troika --Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Central Europeo (BCE) y Comisión Europea-- y ha advertido de que tal reestructuración podría restar apoyo de los inversores privados.

"Si reabrimos el acuerdo voluntario del 21 de julio no solo perderemos un tiempo precioso, sino el posible apoyo del inversor privado", ha afirmado Ackermann en una entrevista que será publicada este domingo por el diario griego 'Kathimerini'.

"El impacto de tal medida sería incalculable. Por eso advierto del modo más enérgico posible contra cualquier revisión material", ha añadido Ackermann, quien dirige además el Instituto Internacional de Finanzas (IIF), el lobby bancario que participó en las negociaciones del segundo rescate a Grecia de 109.000 millones de euros aprobado en julio, en representación del sector privado.

En el marco del segundo rescate los tenedores privados de deuda griega aceptaron una pérdida del 21 por ciento, pero las autoridades de la UE han insinuado que podría ser necesario imponer nuevos "recortes" a estos poseedores de bonos.

En la entrevista, Ackermann ha señalado además que la exposición de los bancos franceses y alemanes a Grecia es "absolutamente gestionable" y que es "necesario e importante que los gobiernos de la eurozona cumplan con sus compromisos y los apliquen a tiempo y con decisión".

Europa Press Comunicados Empresas