Econmía/Transporte-Tripartito catalán acuerda negociar con Estado "mayoría determinante" de la parte catalana en El Prat

Actualizado 04/10/2007 17:43:55 CET

BARCELONA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los grupos que apoyan al Govern acordaron hoy presentar una propuesta de resolución que acuerda negociar con el Estado una "mayoría determinante" de la parte catalana en consorcio que gestione el aeropuerto de El Prat (Barcelona), aunque eso no significa la "mayoría absoluta", según precisó el portavoz de ERC en el Parlament, Joan Ridao.

El tripartito presentó esta propuesta el mismo día que CiU defendió en el Parlament una moción que reclamaba una "posición mayoritaria y determinante". Los socios de Govern rechazaron la iniciativa de CiU y, al mismo tiempo, presentaron su propuesta, que se debatirá en comisión en la cámara.

El presidente de la Generalitat, José Montilla (PSC), y el vicepresidente catalán, Josep Lluís Carod-Rovira (ERC), se reunieron a primera hora de esta mañana para marcar la estrategia a seguir en esta cuestión, en la que la moción de CiU podía haber hecho peligrar la unidad de voto del tripartito en el Parlament.

Montilla mantuvo también diversos contactos a su llegada al Parlament, en el que se desarrollaba la segunda sesión del pleno, y finalmente, los tres grupos parlamentarios lograron cerrar un texto de consenso sobre El Prat, explicaron a Europa Press fuentes del Govern.

La resolución da un paso más allá respecto a la que el propio tripartito aprobó en el pleno monográfico del Parlament sobre el Estatut, en la que pedían una posición "decisoria" de las instituciones catalanas, y pasa a reclamar una "mayoría determinante", aunque este término tampoco presupone ningún porcentaje concreto para la parte catalana.

Ridao destacó que "por primera vez" existe una posición común en el Govern y en la sociedad civil respecto al consorcio de El Prat, lo que "cierra un debate que hasta ahora había motivado diferencia de criterios".

SUFICIENTE TENER "CAPACIDAD DE BLOQUEO".

El portavoz republicano lamentó que CiU no haya retirado su moción, lo que habría sido "balsámico", opinó Ridao, que consideró que es "suficiente" una mayoría cualificada con "capacidad de bloqueo".

Recordó además que fue CiU la que pactó con el PSOE un Estatut que dejaba de lado el aeropuerto de El Prat, por lo que acusó de "oportunismo" a la federación por presentar ahora una moción "extemporánea" que plantea "cuestiones pasadas de moda".

Ridao se mostró, por otro lado, sorprendido de que el diputado del PSC, Roberto Labandera, asegurara en el Pleno hoy que no se puede abrir un proceso de negociación con el Gobierno partiendo de la exigencia de una posición "mayoritaria". "Supongo que nadie le había informado", argumentó.

CIU PIDE MAYORÍA ABSOLUTA.

Por su parte, el portavoz de CiU en el Parlament, Felip Puig, apostó claramente por que la parte catalana --Generalitat, administraciones locales y sector privado-- tenga "más del 50%".

"CiU no defiende el derecho a veto", aseguró Puig, que subrayó que la mayoría cualificada no sirve si los estatutos establecen que ciertas decisiones se tienen que tomar, por ejemplo, con el 60% de los votos.

Puig remarcó que, por primera vez, el PSC "sube a la línea" que defiende CiU, aunque prefiere hacerlo a través de una propuesta de resolución propia "para no perder la dignidad de partido".

Según el portavoz de la federación, "hoy podría haber sido un día importante", porque se podría haber "plasmado la unidad de acción", pero no ha sido así por un "problema de oportunidad y de subordinación" de ERC. "Esperábamos que ERC votara nuestra moción", lamentó Puig.

En este sentido, opinó que hoy ERC "aparece subordinada" a pesar del intento "electoralista de desmarcarse de Ridao". Para Puig, los republicanos prefieren "la disciplina, la estabilidad y la comodidad del Govern".

"El PSC ha mantenido sus ideas claras, ERC sabe lo que querría pero no puede defenderlo", constató Puig, que auguró una mala interpretación de esta propuesta de resolución, a la que, de todas formas, CiU dará su apoyo.

"RIDÍCULO" DEL TRIPARTITO.

El diputado de CiU en el Parlament Josep Rull, que presentó la moción en el Pleno, aseguró en rueda de prensa que el tripartito "ha hecho el ridículo" hoy al no votar la iniciativa de CiU y presentar su propia su propuesta.

Para Rull, todo ello ha sido un "ejercicio de frivolidad, de improvisación y de salvarse los muebles" por parte de los grupos que apoyan al Govern, que han demostrado una actitud "prepotente" por no querer pactar una moción con sus enmiendas.

Previamente, durante la discusión en el Pleno, Rull había emplazado a todos los grupos a "conseguir en sede parlamentaria lo que la sociedad civil pide, un acuerdo" sobre el modelo de gestión de El Prat.

La moción que presentó Rull apostaba por crear un consorcio para la gestión del aeropuerto de Barcelona en el que haya una "posición mayoritaria y determinante de las instituciones catalanas".

De esta forma, Catalunya tendría la capacidad de diseñar la dirección de las instalaciones, la gestión y adjudicación de los 'slots', la política de inversiones, la política comercial, la explotación de las instalaciones, la gestión del endeudamiento, el establecimiento de alianzas estratégicas con otros operadores y la determinación de las tasas aeroportuarias.

En cambio, la propuesta del tripartito apuesta por "negociar" que la gestión de El Prat corresponda a un consorcio "participado" por Generalitat, administraciones locales, sector privado y Administración General del Estado, en el que la parte catalana "tendrá que tener en el órgano rector la mayoría determinante" para adoptar decisiones estratégicas.

Estas decisiones se concretan en cuatro ámbitos, en los que figura la materia presupuestaria (presupuestos anuales de explotación y política de inversiones), la gestión aeroportuaria (gestión de los 'slots' y establecimiento y modificación de tarifas), los servicios (definición de los regímenes de concesión y prestación de los servicios), y la gestión de dominio público, infraestructuras, planificación y programación.

Para Rull, la moción de CiU era una "oportunidad de plasmar una posición política". "No instamos al Govern a hacer nada, sino a expresar una necesidad", indicó.

Rull preguntó si el Govern quiere que Catalunya se dedique a "decidir o a revocar", a tener una "mayoría para poder crear un modelo propio" o una "minoría de bloqueo" y se refirió, así, a la asignación de los espacios de la Terminal Sur.

Con esa decisión, según Rull, se "limita el potencial" del aeropuerto de Barcelona, con el peligro de que se "especialice" en compañías de bajo coste y sea "la T-5 de Barajas".

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies