El A400M volará a partir del jueves en un perímetro de 300 kilómetros alrededor de Sevilla durante 3 horas

Actualizado 04/12/2009 20:34:50 CET

El evento podrá ser seguido en todas las plantas del grupo en Europa y en Sevilla, donde se instalarán media decena de pantallas

SEVILLA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El primer vuelo del avión militar del A400M se realizará a partir del día 10 de diciembre durante unas tres horas aproximadamente en un perímetro de entre 200 y 300 kilómetros en torno al sitio de despegue, ubicado en la planta de Airbus de San Pablo en Sevilla, donde se realiza su montaje final, y teniendo en cuenta la meteorología.

El jefe de pruebas de vuelo de Airbus, Fernando Alonso, explicó que aún no está totalmente definida la fecha final del vuelo, que se espera sea la próxima semana, ya que aún se han de terminar de realizar una serie de comprobaciones, que se prevén finalizar el lunes. Tras estas pruebas, se tendrá que organizar el primer vuelo y comprobar las directrices meteorológicas.

Asimismo, señaló que la tripulación de este primer vuelo de pruebas estará compuesto por seis personas, dos pilotos y cuatro ingenieros, que volarán durante unas tres horas en un radio de acción de entre 200 y 300 kilómetros en el sur de España y entorno a Sevilla. La duración del vuelo dependerá de los resultados que se vayan obteniendo en la sucesión de pruebas que se llevarán a cabo ese día por primera vez.

Afirmó que desde hace tres semanas ya se está trabajando y realizando pruebas del funcionamiento de los sistemas o de los grupos auxiliares de potencia para asegurar el correcto funcionamiento de los motores. En este sentido, indicó que los resultados de estas comprobaciones se han encontrado "dentro de lo habitual", tras las pruebas en suelo, estáticas o de rodadura en pista, para analizar el comportamiento de los frenos o la rueda del morro.

"Se han encontrado algunas cosas como siempre que se coge un nuevo avión, pero no son graves y se pueden corregir tras este primer vuelo", añadió Alonso, quien dejó claro que "se vuela para encontrar posibles problemas que tenga el avión y el hecho de poder volar y aterrizar de forma segura es ya un éxito".

Entre estos elementos a corregir, mencionó "una tuerca que se soltaba al frenar, indicaciones que no debían aparecer en los cuadros o relacionadas al mantenimiento.

Insistió en que el avión realizará su primer vuelo "cuanto antes", ya que se está trabajando para que despegue lo "antes posible, aunque no se dejará concesiones a la avería para que su vuelo sea eficaz y eficiente". En este sentido, avanzó que no se realizarán vuelos nocturnos y que ya se han realizado "tres o cuatro vuelos frustrados a diferentes velocidades y aún quedan dos o tres más para ver la reacción del avión".

PRUEBA DE INTEGRACIÓN

"El A400M es el primer avión que se obtiene tras la reestructuración de Airbus y Airbus Military y es muy gratificante ver como trabajan todos los grupos internacionales en su desarrollo", indicó Alonso, quien aseguró que esto supone una garantía de que la integración seguirá adelante, será una realidad y esta acción nos servirá para materializarla".

El piloto de pruebas experimentales de Airbus Ignacio Lombo apuntó al A400M como el avión "más moderno" de su sector, "con el doble de capacidad de un Hércules, y pudiendo volar más lejos y más rápido".

"Es un honor, un privilegio y también un reto el formar parte de este equipo y de participar en este importante hito", añadió Lombo, quien valoró el avión "más desarrollado que existe".

Por su parte, el jefe de los pilotos de pruebas 'Military' en Airbus, Edward Strongman, advirtió de que el hecho de que se hayan ido retrasando los plazos de este avión no implica una "presión suplementaria" para la tripulación, ya que "se vuela cuando está listo".

Strongman destacó un avión con alas de fibra de carbono, con capacidad para cubrir zonas de vuelo a velocidad baja y en terrenos no preparados, así como alcanzar la de los aviones comerciales. Además, puede realizar reabastecimiento en vuelo a "todas las velocidades", para atender tanto a un helicóptero como a un avión de caza.

EXPECTACIÓN.

Para poder ver uno de los hitos más importantes del A400M, Airbus colocará pantallas gigantes en cada unos de sus centros en Europa para que "los 116.000 empleados que forman parte del grupo puedan seguirlo en directo y vía satélite", según explicó Alonso.

Por su parte, el Ayuntamiento de Sevilla también colocará cinco o seis pantallas gigantes a lo largo de la ciudad para que los ciudadanos puedan participar en el evento.

"El avión es ya un icono para Andalucía y para Sevilla y esto será un paso más para incrementar estos términos", recalcó Alonso.

Europa Press Comunicados Empresas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies